EVANGELIO SEPTIEMBRE 12 DE 2020

PRIMERA LECTURA. De la Primera carta de san Pablo a los Corintios 10, 14-22

Queridos hermanos: Huyan de la idolatría. Me dirijo a ustedes como a hombres sensatos; ustedes mismos juzguen lo que voy a decir: El cáliz de la bendición con el que damos gracias, ¿no nos une a Cristo por medio de su sangre? Y el pan que partimos, ¿no nos une a Cristo por medio de su cuerpo? El pan es uno, y así nosotros, aunque somos muchos, formamos un solo cuerpo, porque todos comemos del mismo pan. Consideren al pueblo de Israel: ¿no es cierto que los que comen de la víctima sacrificada en el altar quedan unidos a él? Con esto no quiero decir que el ídolo represente algo real, ni que la carne ofrecida a los ídolos tenga algún valor especial. Lo que quiero decir es que, cuando los paganos ofrecen sus sacrificios, se los ofrecen a los demonios y no a Dios. Ahora bien, yo no quiero que ustedes se asocien con los demonios. No pueden beber el cáliz del Señor y el cáliz de los demonios. No pueden compartir la mesa del Señor y la mesa de los demonios. ¿O queremos provocar acaso la indignación del Señor creyéndonos más poderosos que él?

Palabra de Dios.

– – – – – – – – – – – – – – – –

SALMO RESPONSORIAL. Salmo 44 R/. Señor, te ofreceré con gratitud un sacrificio.

• ¿Cómo le pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho? Levantaré el caliz de salvación, e invocaré el nombre del Señor. R/.

• Te ofreceré con gratitud un sacrificio e invocaré el nombre. Cumpliré mis promesas al Señor ante todo su pueblo. R/.

– – – – – – – – – – – – – – – –

Del Evangelio según san Lucas 6, 43-49

«No hay árbol bueno que dé una fruta mala, y el árbol que no es sano tampoco dará fruta buena. Además todo árbol se reconoce por su fruto; no se sacan higos de los espinos, ni de las zarzas se sacan uvas. El hombre bueno saca cosas buenas, del tesoro que tiene adentro, y el que es malo, de su fondo malo saca cosas malas; porque su boca habla de lo abunda en el corazón. ¿Por qué me llaman “Señor, Señor” y no hacen lo que yo digo? Les voy a decir a quien se parece el que viene a escuchar mis palabras y las practica: se parece a un hombre que al construir su casa: cavó bien profundamente y puso los cimientos sobre la roca; vino una inundación, y la corriente se precipitó sobre su casa, pero no pudo removerla porque estaba bien construida. Por el contrario, el que escucha mi Palabra pero no la practica se parece a un hombre que construye sobre tierra sin cimientos; la corriente se precipitó sobre ella y enseguida se desmoronó, siendo grande el desastre de esa casa.»

Palabra del Señor.

– – – – – – – – – – – – – – – –

PARA MEDITAR: El futuro de un edificio depende en gran parte de dónde se apoyan sus cimientos. Si sobre roca o sobre tierra o arena. En el primer caso la casa aguantará embestidas y crecidas. En el otro, no. Lo mismo pasa en las personas, según construyan su personalidad sobre valores sólidos o sobre apariencias. Es como un comentario a las antítesis de las bienaventuranzas que Jesús nos dictó el miércoles de esta misma semana. ¡Qué sabiduría y qué retrato tan exacto de nuestra vida nos ofrecen estas frases!

“Lo que rebosa del corazón, lo habla la boca”. Cuando nuestras palabras son amargas, es que está rezumando amargura nuestro corazón. Cuando las palabras son amables, es que el corazón está lleno de bondad y eso es lo que aparece hacia fuera. Tenemos motivos de examen de conciencia, al final del día, si recordamos las varias intervenciones que hemos tenido durante la jornada.

Lo mismo con el otro símil de la construcción. A veces el edificio de nuestra personalidad -la fachada exterior- aparece muy llamativo y prometedor. Pero no hemos puesto cimientos, o los hemos puesto sobre bases no consistentes: el gusto, la moda, el interés. No sobre algo permanente: la Palabra de Dios. ¿Nos extrañaremos de que estos edificios -nuestras propias vidas, o las de otros, que parecían muy seguras- se “derrumben desplomándose”?

Horarios

Entre semana 7:00 pm.
Domingos 7:00 am; 11:00 am y 7:00 pm.
Confesiones: Entre semana de 6:30 pm a 7:00 pm.
Domingos: media hora antes de cada misa.
Despacho Parroquial: funciona de martes a sábado de 8:30 am a 12:30 pm. /2pm a 5pm.
Consejería: de martes a viernes toda la mañana. En las tardes de 4:00 pm en adelante. 

Información General

Arquidiócesis de Popayán
PARROQUIA NIÑO JESUS DE PRAGA
Santander de Quilichao- Cauca.
Nit.:800166985-4.
Kra 16 #12-35 – B/ Niño Jesus de Praga.
Tel: 8441336-3105466498 / Email: parroquiajesusdepraga@hotmail.com