EVANGELIO MAYO 15 DE 2021

PAN DE PALABRA SÁBADO.

PRIMERA LECTURA. De los Hechos de los Apóstoles 18, 23-28

Después de pasar un tiempo en Antioquía, Pablo se puso de nuevo en camino y recorrió sucesivamente la región de Galacia y la Frigia, animando a todos los discípulos. Cierto judío, llamado Apolo, originario de Alejandría, había llegado a Éfeso. Era un hombre elocuente y muy versado en las Escrituras. Había sido instruido en el camino del Señor, y hablando con gran ardor enseñaba con exactitud lo concerniente a Jesús, aunque solo conocía el bautismo administrado por Juan.

Y comenzó a hablar con gran libertad de espíritu en la sinagoga. Cuando Priscila y Áquila lo oyeron, llamándolo aparte le expusieron con mayor precisión el Camino de Dios. Como quería partir para Acaya, los hermanos lo animaron y escribieron a los discípulos de allí para que le dieran buena acogida. Al llegar a Acaya, con la gracia de Dios prestó gran ayuda a los creyentes, pues refutaba enérgicamente a los judíos en público, mostrando con base en las Escrituras que el Mesías que esperaban era Jesús. Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL. Salmo 46 – R/. Dios es el Rey del mundo.

• Pueblos todos, batan palmas, aclamen a Dios con gritos de júbilo; porque el Señor es sublime y terrible, emperador de toda la tierra. R/.

• Porque Dios es el Rey del mundo, toquen con maestría. Dios reina sobre las naciones, Dios se sienta en su trono sagrado. R/.

• Los príncipes de los gentiles se reúnen con el pueblo del Dios de Abrahán; porque de Dios son los grandes de la tierra, y Él es excelso. R/.

EVANGELIO. Del Evangelio según san Juan 16, 23b-28 En la Última Cena, dijo Jesús a sus discípulos: “Les aseguro que si piden algo al Padre en mi nombre, Él se lo concederá. Hasta ahora no han pedido nada en mi nombre. Pidan, y recibirán. Así su alegría será perfecta. Les he hablado en lenguaje figurado. Pero llegará el momento en que ya no les hable en figuras, sino que les hablaré del Padre claramente. Ese día orarán en mi nombre. Y no les digo que yo pediré al Padre por ustedes, porque el Padre mismo los ama, ya que ustedes me han amado a mí y han creído que procedo de Dios. Fui enviado por el Padre y vine al mundo; ahora dejo el mundo y retorno al Padre”. Palabra del Señor.

PARA MEDITAR: El Padre mismo los ama, porque ustedes me han amado y han creído que salí del Padre (Jn 16, 23b-28). Jesús sigue profundizando tanto en su relación con el Padre como en las consecuencias que esta unión tiene para sus seguidores: esta vez respecto a su oración. Ahora que Jesús “vuelve al Padre”, quien lo envió al mundo, les promete a sus discípulos que la oración que dirijan al Padre en nombre de Jesús será eficaz. El Padre y Cristo están íntimamente unidos. Los seguidores de Jesús, al estar unidos a Él, también lo están con el Padre. El Padre mismo los ama, porque han aceptado a Cristo. Y por eso su oración siempre será escuchada, “para que su alegría sea completa”.

La eficacia de nuestra oración por Cristo se explica porque los que creemos en Él quedamos “incardinados” en su viaje de vuelta al Padre: nuestra unión con Jesús, el Mediador, es, en definitiva, unión con el Padre. Dentro de esa unión misteriosa –y no en una clave de magia– es como tiene sentido nuestra oración de cristianos y de hijos.

Cuando oramos, así como cuando celebramos los sacramentos, nos unimos a Cristo Jesús y nuestras acciones son también sus acciones. Cuando alabamos a Dios, nuestra voz se une a la de Cristo, que está siempre en actitud de alabanza. Cuando pedimos por nosotros mismos o intercedemos por los demás, nuestra petición no va al Padre sola, sino avalada, unida a la de Cristo, que está también siempre en actitud de intercesión por el bien de la humanidad y de cada uno de nosotros. La clave para la oración del cristiano está en la consigna que Jesús nos ha dado: “Permanezcan en mí y yo en ustedes”, “permanezcan en mi amor”.

PARA REFLEXIONAR: ¿Nos dejamos guiar por las personas que pueden ayudarnos en nuestro crecimiento espiritual? ¿Sentimos que Dios escucha y atiende nuestras oraciones?

ORACIÓN FINAL: Padre nuestro, en su despedida Jesús nos dijo: “Si piden algo al Padre en mi nombre, se lo dará”. Nosotros confesamos nuestra propia indigencia y acudimos a ti, Padre, que nos quieres con ternura. Danos, Señor, tu Espíritu, que es tu don por excelencia. Amén.

Horarios

Entre semana 7:00 pm.
Domingos 7:00 am; 11:00 am y 7:00 pm.
Confesiones: Entre semana de 6:30 pm a 7:00 pm.
Domingos: media hora antes de cada misa.
Despacho Parroquial: funciona de martes a sábado de 8:30 am a 12:30 pm. /2pm a 5pm.
Consejería: de martes a viernes toda la mañana. En las tardes de 4:00 pm en adelante. 

Información General

Arquidiócesis de Popayán
PARROQUIA NIÑO JESUS DE PRAGA
Santander de Quilichao- Cauca.
Nit.:800166985-4.
Kra 16 #12-35 – B/ Niño Jesus de Praga.
Tel: 8441336-3105466498 / Email: parroquiajesusdepraga@hotmail.com