EVANGELIO MAYO 10 DE 2021

PAN DE PALABRA LUNES.

PRIMERA LECTURA. De los Hechos de los Apóstoles 16, 10b-15

En aquellos días zarpamos de Tróade rumbo a Samotracia; al día siguiente salimos para Neápolis y de allí para Filipos, colonia romana capital del distrito de Macedonia. Allí nos detuvimos unos días. El sábado salimos de la ciudad y fuimos a un sitio junto al río, a un sitio donde pensábamos que se reunían para orar; nos sentamos y trabamos conversación con las mujeres que habían acudido. Una de ellas, que se llamaba Lidia, natural de Tiatira, vendedora de púrpura, que adoraba al verdadero Dios, estaba escuchando; y el Señor le abrió el corazón para que aceptara lo que decía Pablo. Se bautizó con toda su familia y nos invitó: «Si están convencidos de que creo en el Señor, vengan a hospedaros en mi casa».

Y nos obligó a aceptar. Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL. Salmo 149 – R/. El Señor ama a su pueblo

• Canten al Señor un cántico nuevo, resuene su alabanza en la asamblea de los fieles; que se alegre Israel por su Creador, los hijos de Sion por su Rey. R/.

• Alaben su nombre con danzas, cántenle con tambores y cítaras; porque el Señor ama a su pueblo y adorna con la victoria a los humildes. R/.

• Que los fieles festejen su gloria y canten jubilosos en filas, con vítores a Dios en la boca. Es un honor para todos sus fieles. R/.

EVANGELIO. Del Evangelio según san Juan 15, 26–16, 4a

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Cuando venga el Defensor, que les enviaré desde el Padre, el Espíritu de la verdad, que procede del Padre, él dará testimonio de mí; y también ustedes darán testimonio, porque desde el principio están conmigo. Les he hablado esto, para que no tambaleen. Los excomulgarán de la sinagoga; más aún, llegará incluso una hora cuando el que les dé muerte pensará que da culto a Dios. Y esto lo harán porque no han conocido ni al Padre ni a mí. Les he hablado de esto para que, cuando llegue la hora, se acuerden de que yo se los había dicho».

Palabra del Señor.

PARA MEDITAR: El Espíritu de verdad dará testimonio de mí. Lo primero que el Espíritu hace es dar testimonio de Jesús: “Él dará testimonio de mí”. El Espíritu no es un ser espiritual sin definición. ¡No! Él es el Espíritu de la verdad que viene del Padre, y que será enviado por Él mismo y nos introducirá en la verdad plena. La verdad plena es Jesús mismo: “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”. Al final del siglo primero, había algunos cristianos tan fascinados por la acción del Espíritu que habían dejado de mirar a Jesús. Afirmaban que ahora, después de la resurrección, no era necesario fijarse en Jesús de Nazaret, aquel “que vino en la carne”. Se alejaron de Jesús y se quedaron solamente con el Espíritu, diciendo: “¡Anatema sea Jesús!”. El Evangelio de Juan toma posición y no permite separar la acción del Espíritu de la memoria de Jesús de Nazaret.

Al Espíritu Santo no lo podemos aislar como una grandeza independiente, separada del misterio de la encarnación. El Espíritu Santo está inseparablemente unido al Padre y a Jesús. Es el Espíritu de Jesús que el Padre nos envía, aquel mismo Espíritu que Jesús nos conquistó por su muerte y resurrección. Y nosotros, al recibir este Espíritu en el bautismo, debemos ser la prolongación de Jesús: “¡Y ustedes también darán testimonio!”. No podemos olvidar que fue precisamente la víspera de su muerte cuando Jesús nos prometió el Espíritu. Fue en el momento en que Él se entregaba por los hermanos. Hoy en día, el movimiento carismático insiste en la acción del Espíritu de Jesús de Nazaret que, por amor a los pobres y a los marginados, fue perseguido, preso y condenado a muerte y que, por esto mismo, nos prometió su Espíritu para que nosotros, después de su muerte continuáramos su acción y fuéramos para la humanidad la misma revelación del amor del Padre por los pobres y oprimidos.

PARA REFLEXIONAR: El misterio de la Trinidad está presente en las afirmaciones de Jesús, no como una verdad teórica, sino como expresión del compromiso del cristiano con la misión de Jesús. ¿Cómo vivimos este misterio central de nuestra fe? ¿De qué manera permitimos la acción del Espíritu en nuestra vida?

ORACIÓN FINAL: Te damos gracias, Señor, Jesús, porque pensaste en nosotros como testigos de tu nombre. Fiados en tu Palabra y en la fuerza de tu Espíritu, queremos demostrar que te conocemos y te amamos, lo mismo en la adversidad que en la vida diaria. Amén.

Horarios

Entre semana 7:00 pm.
Domingos 7:00 am; 11:00 am y 7:00 pm.
Confesiones: Entre semana de 6:30 pm a 7:00 pm.
Domingos: media hora antes de cada misa.
Despacho Parroquial: funciona de martes a sábado de 8:30 am a 12:30 pm. /2pm a 5pm.
Consejería: de martes a viernes toda la mañana. En las tardes de 4:00 pm en adelante. 

Información General

Arquidiócesis de Popayán
PARROQUIA NIÑO JESUS DE PRAGA
Santander de Quilichao- Cauca.
Nit.:800166985-4.
Kra 16 #12-35 – B/ Niño Jesus de Praga.
Tel: 8441336-3105466498 / Email: parroquiajesusdepraga@hotmail.com