EVANGELIO MAYO 07 DE 2021

PAN DE PALABRA VIERNES.

PRIMERA LECTURA. De los Hechos de los Apóstoles 15, 22-31

Los apóstoles y los presbíteros, en unión con toda la iglesia, decidieron escoger a algunos de ellos y mandarlos a Antioquía con Pablo y Bernabé. Escogieron a Judas Barsabá y a Silas, hombres eminentes en la comunidad. Y con ellos enviaron la siguiente carta: “Los apóstoles y los presbíteros saludan fraternalmente a los hermanos de Antioquía, Siria y Cilicia que no pertenecen a la raza judía. Habiéndonos enterado de que algunos de nuestra comunidad, sin autorización nuestra, han ido a inquietarlos y a perturbar los ánimos, hemos decidido unánimemente escoger a algunas personas y enviarlas en compañía de nuestros queridos hermanos Bernabé y Pablo, que han consagrado sus vidas al servicio de nuestro Señor Jesucristo. Les enviamos a Judas y a Silas: ellos les comunicarán de palabra las disposiciones siguientes. El Espíritu Santo y nosotros hemos decidido, en efecto, no imponerles ninguna otra obligación fuera de lo indispensable. Así pues, absténganse de comer carnes ofrecidas a los falsos dioses, de la sangre, y por tanto de carne que conserve huellas de sangre, y de toda unión carnal prohibida por la Ley. Si se apartan de estas cosas, harán bien. Les deseamos completo bienestar”. Los despidieron, pues, y ellos bajaron a Antioquía, y una vez reunida la comunidad le entregaron la carta. Cuando la leyeron, se llenaron de alegría por el ánimo que les infundía.

Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL. Salmo 56 – R/. Te daré gracias ante los pueblos, Señor

• Mi corazón está firme, Dios mío, mi corazón está firme. Voy a cantar y a tocar: despierta, gloria mía; despierten, cítara y arpa, despertaré a la aurora. R/.

• Te daré gracias ante los pueblos, Señor; tocaré para ti ante las naciones: por tu bondad, que es más grande que los cielos; por tu fidelidad, que alcanza a las nubes. R/.

• Elévate sobre el cielo, Dios mío, y llene la tierra tu gloria. R/.

EVANGELIO. Del Evangelio según san Juan 15, 12-17 En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: “Este es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros, como yo los he amado. Nadie tiene amor más grande que el que da su vida por los amigos. Ustedes son mis amigos, si hacen lo que yo les mando. Ya no los llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; a ustedes los llamo amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre se lo he dado a conocer. No son ustedes lo que me han elegido; soy yo quien los he elegido, y los he destinado para vayan y den fruto, y su fruto dure. De modo que lo que pidan al Padre en mi nombre se lo dé. Esto les mando: que se amen los unos a los otros”. Palabra del Señor.

PARA MEDITAR: Este es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros. Para permanecer en el amor de Jesús, se necesita cumplir sus mandamientos que se reducen a uno: el amor fraterno, que queda a medias hasta cuando sea recíproco. En los versículos 12-17 se habla del amor que nos hace permanecer en Él y producir su mismo fruto, para la glorificación de Dios y para alegría nuestra.

El amor que Jesús ha mostrado hacia nosotros en la cruz es la fuente de nuestro amor a los otros: uno puede amar si es amado y como es amado. Como Jesús permaneció en el amor del Padre amando a los hermanos, así nosotros permanecemos en su amor de Hijo haciendo otro tanto. El mandamiento de amar a Dios se convierte en mandamiento de amar al hombre. En efecto, el amor a Dios y el amor al hombre son una realidad única, como el amor del Hijo hacia el Padre y hacia nosotros es el mismo amor del Padre hacia el Hijo y hacia nosotros. El amor es uno solo: es Dios. Y a todos los pone en comunión.

Se habla del amor de los unos a los otros. En efecto, el amor es alegría solo en la reciprocidad. Esta siempre existe en Dios; nosotros estamos llamados a tenerla entre nosotros, para hacer presente a Dios sobre la tierra.

En la vida comunitaria, y todos estamos de alguna manera sumergidos en relaciones con los demás, es este el aspecto que más nos cuesta imitar de Cristo Jesús. Saber amar como lo ha hecho Él, saliendo de nosotros mismos y amando no de palabra, sino de obra, con la comprensión, con la ayuda oportuna, con la palabra amable, con la tolerancia, con la donación gratuita de nosotros mismos.

Cuando vamos a comulgar, cada vez somos invitados a preparar nuestro encuentro con el Señor con un gesto de comunión fraterna: “Dense fraternalmente la paz”. No podemos decir “amén” a Cristo si no estamos dispuestos a decir “amén” al hermano que tenemos cerca, con el que vivimos, aunque tenga temperamento distinto o incluso insoportable. No podemos comulgar con Cristo si no estamos dispuestos a crecer en fraternidad con los demás.

ORACIÓN: Gracias Jesús por elegirnos como amigos tuyos, enséñanos a corresponder a tu amistad y a tu elección para que demos fruto abundante y duradero, ensancha nuestro corazón a la medida del tuyo para que viviendo en comunión contigo y los hermanos alcancemos la felicidad de tus amigos apara siempre, Amén.

Horarios

Entre semana 7:00 pm.
Domingos 7:00 am; 11:00 am y 7:00 pm.
Confesiones: Entre semana de 6:30 pm a 7:00 pm.
Domingos: media hora antes de cada misa.
Despacho Parroquial: funciona de martes a sábado de 8:30 am a 12:30 pm. /2pm a 5pm.
Consejería: de martes a viernes toda la mañana. En las tardes de 4:00 pm en adelante. 

Información General

Arquidiócesis de Popayán
PARROQUIA NIÑO JESUS DE PRAGA
Santander de Quilichao- Cauca.
Nit.:800166985-4.
Kra 16 #12-35 – B/ Niño Jesus de Praga.
Tel: 8441336-3105466498 / Email: parroquiajesusdepraga@hotmail.com