EVANGELIO JUNIO 14 DE 2020

SOLEMNIDAD CUERPO Y SANGRE DE CRISTO

PRIMERA LECTURA. Del libro del Deuteronomio 8, 2-3.14b-16a

Terminada la travesía del desierto, dijo Moisés al pueblo de Israel: “Acuérdate de todo el camino que el Señor tu Dios te ha hecho recorrer por el desierto en estos cuarenta años, para hacerte sufrir y ponerte a prueba y así saber qué intenciones abrigabas en tu corazón; para saber si cumplirías sus mandamientos o no. Te hizo sufrir y pasar hambre, pero te dio el maná que tú no conocías, ni conocieron tus padres, para que comprendas que no solamente de pan vive el hombre, sino que vive gracias a todo lo que procede de la boca del Señor. No te olvides del Señor tu Dios, que te sacó del país de Egipto, o sea, de la esclavitud. Él te guió por aquel desierto inmenso y terrible, poblado de serpientes venenosas y alacranes, tierra reseca, sin una gota de agua; Él hizo que brotara para ti agua de la roca de granito; y en el desierto te dio a comer el maná, que tus padres no habían conocido”.

Palabra de Dios.

– – – – – – – – – – – – – – – –

SALMO RESPONSORIAL. Del salmo 147

R/. A los hambrientos los colmó de bienes el Señor.

Glorifica al Señor, Jerusalén;

alaba a tu Dios, Sion:

que ha reforzado los cerrojos de tus puertas

y ha bendecido a tus hijos dentro de ti. R/.

• Ha puesto paz en tus fronteras,

te sacia con flor de harina;

Él envía su mensaje a la tierra,

y su palabra corre veloz. R/.

• Anuncia sus palabras a Jacob,

sus decretos y mandatos a Israel;

con ninguna nación obró así,

ni les dio a conocer sus mandatos. R/.

– – – – – – – – – – – – – – – –

SEGUNDA LECTURA. De la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios 10, 16-17

El cáliz de la bendición que bendecimos ¿No es la comunión con la sangre de Cristo? Y el pan que partimos ¿No es la comunión con el cuerpo de Cristo? puesto que sólo hay un pan; todos formamos un sólo cuerpo, pues todos participamos del mismo pan.

Palabra de Dios.

– – – – – – – – – – – – – – – –

EVANGELIO. Según san Juan 6, 51-58

“Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo. Entonces los judíos contendían entre sí, diciendo: ¿Cómo puede este darnos a comer su carne? Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero. Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre, en mí permanece, y yo en él. Como me envió el Padre viviente, y yo vivo por el Padre, asimismo el que me come, él también vivirá por mí. Este es el pan que descendió del cielo; no como vuestros padres comieron el maná, y murieron; el que come de este pan, vivirá eternamente”.

Palabra del Señor.

– – – – – – – – – – – – – – – –

PARA MEDITAR: Hoy sucede también igual. En la medida en que el discurso de Jesús avanza, menos gente va quedando a su alrededor. Al final quedan solo los Doce y Jesús tampoco puede confiar.

Cuando Jesús habla de un “alimento que no perece”, está recordando el maná que perece y que cada vez sabe peor. Los judíos, “murmurando” contra Jesús, hacen la misma cosa que los israelitas en el desierto, que dudaban de la presencia de Dios con ellos a través de la caminata. Los judíos dudaban de la presencia de Dios en Jesús de Nazaret. Jesús es el verdadero maná que nos da la vida para siempre.

Al final, quedaron solo los Doce. Jesús les dice: “¿También ustedes quieren marcharse?”. Para Jesús lo importante no es el número de la gente que está a su alrededor. No cambia el discurso cuando este no gusta. Jesús habla para revelar al Padre y no por dar gusto a nadie. Prefiere quedarse solo, más que ser acompañado de personas que no se comprometan con el proyecto del Padre. La respuesta de Pedro es bella: “¿A quién iremos? ¡Tú solo tienes palabras de vida eterna!”. Aun sin entenderlo todo, Pedro acepta a Jesús y cree en Él. A pesar de todas sus limitaciones, Pedro no es como Nicodemo, que quería verlo todo claro, para confirmar sus propias ideas. Pero también entre los Doce había algunos que no aceptaban la propuesta de Jesús.

– – – – – – – – – – – – – – – –

Horarios

Entre semana 7:00 pm.
Domingos 7:00 am; 11:00 am y 7:00 pm.
Confesiones: Entre semana de 6:30 pm a 7:00 pm.
Domingos: media hora antes de cada misa.
Despacho Parroquial: funciona de martes a sábado de 8:30 am a 12:30 pm. /2pm a 5pm.
Consejería: de martes a viernes toda la mañana. En las tardes de 4:00 pm en adelante. 

Información General

Arquidiócesis de Popayán
PARROQUIA NIÑO JESUS DE PRAGA
Santander de Quilichao- Cauca.
Nit.:800166985-4.
Kra 16 #12-35 – B/ Niño Jesus de Praga.
Tel: 8441336-3105466498 / Email: parroquiajesusdepraga@hotmail.com