EVANGELIO JUNIO 13 DE 2021

PAN DE PALABRA DOMINGO

PRIMERA LECTURA. De la profecía de Ezequiel 17, 22-24

Esto dice el Señor: “Voy a tomar un cogollo de un cedro; arrancaré un retoño tierno de la rama más alta, y lo plantaré en la cima de un monte elevado, en la montaña más alta de Israel. Echará ramas, dará semilla, y se convertirá en un cedro magnífico. En él harán sus nidos aves de toda especie y descansarán a la sombra de sus ramas. Y todos los árboles del bosque sabrán que soy yo, el Señor, quien derribo el árbol empinado y hago crecer la planta humilde; quien seco el árbol verde y hago reverdecer el árbol seco. Yo, el Señor, lo digo y lo hago” Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL. Salmo 91 – R/. Tú, Señor, haces crecer la planta humilde.

• Es bueno dar gracias al Señor, y cantar en tu honor, oh Altísimo, proclamar por la mañana tu misericordia y de noche tu fidelidad. R/.

• El justo crecerá como una palmera y se alzará como un cedro del Líbano: plantado en la casa del Señor, crecerá en los atrios de nuestro Dios. R/.

• En la vejez seguirá dando fruto y estará lozano y frondoso, para proclamar que el Señor es justo, que en mi Roca no existe la maldad. R/.

SEGUNDA LECTURA. De la segunda carta del Apóstol San Pablo a los Corintios 5, 6-10
Hermanos: Siempre llenos de buen ánimo y sabiendo que, mientras habitamos en el cuerpo, estamos desterrados lejos del Señor, caminamos en fe y no en visión. Pero estamos de buen ánimo y preferimos ser desterrados del cuerpo y vivir junto al Señor. Por lo cual, en destierro o en patria, nos esforzamos en agradarlo. Porque todos tenemos que comparecer ante el tribunal de Cristo para recibir cada cual por lo que haya hecho mientras tenía este cuerpo, sea el bien o el mal. Palabra de Dios.

EVANGELIO. Del Evangelio según san Marcos 4, 26-34

En aquel tiempo, Jesús decía al gentío: «El reino de Dios se parece a un hombre que echa semilla en la tierra. Él duerme de noche y se levanta de mañana; la semilla germina y va creciendo, sin que él sepa cómo. La tierra va produciendo fruto sola: primero los tallos, luego la espiga, después el grano. Cuando el grano está a punto, se mete la hoz, porque ha llegado la siega». Dijo también: «¿Con qué compararemos el reino de Dios? ¿Qué parábola usaremos? Con un grano de mostaza: al sembrarlo en la tierra es la semilla más pequeña, pero después de sembrada crece, se hace más alta que las demás hortalizas y echa ramas tan grandes que los pájaros pueden anidar a su sombra». Con muchas parábolas parecidas les exponía la palabra, acomodándose a su entender. Todo se lo exponía con parábolas, pero a sus discípulos les explicaba todo en privado. Palabra del Señor.

PARA MEDITAR: En el evangelio de hoy Jesús cuenta, una vez más, dos breves historias que suceden todos los días en la vida de todos nosotros: “La historia de la semilla que crece por sí misma” y “la historia de la pequeña semilla de mostaza que crece y se hace grande”.

El hombre siembra su campo, y sin que él sepa cómo, la semilla germina y crece. El agricultor que planta conoce el proceso: semilla, fino hilillo verde, hoja, espiga, grano. El agricultor sabe esperar, no siega el grano antes de tiempo. Pero no sabe cómo la tierra, la lluvia, el sol y la semilla tienen esta fuerza de hacer crecer una planta de la nada hasta dar fruto. Así es el Reino de Dios. Es un proceso con etapas y momentos de crecimiento.

La historia del pequeño grano de mostaza que crece y se hace grande. El grano de mostaza es pequeño, pero crece y al final los pajarillos hacen su nido entre sus ramas. Así es el Reino. Comienza muy pequeño, crece y extiende sus ramas. La parábola deja abierta una pregunta que tendrá respuesta en el evangelio, más tarde: ¿quiénes son los pajarillos? El texto sugiere que se trata de los paganos que no pueden entrar en la comunidad y participar del Reino.

El protagonismo lo tiene Dios. Por malas que nos parezca la situación de la Iglesia o de la sociedad o de una comunidad concreta, la semilla se abrirá paso y producirá su fruto, aunque no sepamos ni cuándo ni cómo. La semilla tiene su ritmo. Hay que tener paciencia, como la tiene el labrador. Nosotros lo que tenemos que hacer es colaborar con nuestro esfuerzo, pero el Reino crece desde dentro, por la energía del Espíritu de Dios. “Sin mí no pueden hacer nada”, nos dijo Jesús. Nuestro trabajo debe existir, pero no es lo principal. El que anima un grupo de fe o dirige unos Ejercicios o predica cada domingo a la comunidad, no ha de pretender que se vean inmediatamente los frutos. Lo que sí ha de hacer es no estorbar al Espíritu de Dios, porque es él quien hará fructificar todos esos esfuerzos.

PARA REFLEXIONAR: Jesús no explica la parábola. Cuenta la historia y mueve a los demás a la imaginación y a la reflexión. ¿Qué has descubierto en las dos parábolas?

ORACIÓN FINAL: Señor, siembra la serenidad en mi alma, siembra la confianza en ti, la esperanza en tu Palabra, que es más eficaz que todo proyecto humano. Amén.

Horarios

Entre semana 7:00 pm.
Domingos 7:00 am; 11:00 am y 7:00 pm.
Confesiones: Entre semana de 6:30 pm a 7:00 pm.
Domingos: media hora antes de cada misa.
Despacho Parroquial: funciona de martes a sábado de 8:30 am a 12:30 pm. /2pm a 5pm.
Consejería: de martes a viernes toda la mañana. En las tardes de 4:00 pm en adelante. 

Información General

Arquidiócesis de Popayán
PARROQUIA NIÑO JESUS DE PRAGA
Santander de Quilichao- Cauca.
Nit.:800166985-4.
Kra 16 #12-35 – B/ Niño Jesus de Praga.
Tel: 8441336-3105466498 / Email: parroquiajesusdepraga@hotmail.com