EVANGELIO JULIO 24 DE 2020

PRIMERA LECTURA. Del libro de Jeremías 3, 14-17

Vuélvanse a mí, hijos rebeldes, porque yo soy su dueño, dice el Señor: Iré tomando conmigo a uno de cada ciudad, a dos de cada familia y los traeré a Sión; les daré pastores según mi corazón, que los apacienten con sabiduría y prudencia. Después, cuando ustedes se hayan multiplicado y hayan prosperado en el país, palabra del Señor, ya no habrá necesidad de invocar el arca de la alianza del Señor, pues ya no pensarán en ella, ni se acordarán de ella, ni la echarán de menos, ni se les ocurrirá hacer otra. En aquel tiempo, llamarán a Jerusalén ‘el trono del Señor’, acudirán a ella todos los pueblos en el nombre del Señor y ya no seguirán la maldad de su corazón obstinado

Palabra de Dios.

– – – – – – – – – – – – – – – –

SALMO RESPONSORIAL. Jeremías 31. R/. El Señor es nuestro Pastor.

• Escuchen, pueblos, la palabra del Señor, y anúncienla aún en las islas remotas: “El que dispersó a Israel lo reunirá, y lo cuidara como el pastor a su rebaño”. R/.

• Porque el Señor redimió a Jacob, y lo rescató de las manos del poderoso. Ellos vendrán para aclamarlo al monte Sión y correrán hacia los bienes del Señor. R/.

• Entonces se alegrarán las jóvenes danzando, se sentirán felices jóvenes y viejos, porque yo convertiré su tristeza en alegría, los llenaré de gozo y aliviaré sus penas. R/.

– – – – – – – – – – – – – – – –

Del Evangelio según san Mateo 13, 18-23

“Escuchen ahora la explicación del sembrador: Cuando uno oye la palabra del Reino pero no la escucha con atención, viene el Malo y la arranca lo que encuentra sembrado en el corazón. Esto es lo sembrado en la orilla del camino. Lo sembrado en tierra pedregosa es la persona que al principio oye la palabra con gusto, pero no tiene raíces y dura poco. Al solo venir las pruebas y la persecución por causa de la Palabra, inmediatamente sucumbe. Lo sembrado entre espinos es la persona que oye la Palabra; pero las preocupaciones materiales y la ceguera propia de la riqueza ahogan la Palabra y no puede producir fruto. Por el contrario, lo sembrado en tierra buena es el hombre que oye la Palabra, la medita y produce fruto, el ciento, el sesenta y el treinta por uno.

Palabra del Señor.

– – – – – – – – – – – – – – – –

PARA MEDITAR: Jesús explica otro aspecto de la parábola del sembrador: las diversas clases de terreno que suele encontrar la Palabra de Dios. Jesús mismo hace hoy la “homilía”: la aplicación de la Palabra a nuestra vida.

Dios quiere que, en nuestro terreno, su Palabra produzca siempre el ciento por uno de fruto. ¿Nos atreveríamos a decir que es así? Bueno será que nos preguntemos cada uno por qué la semilla del Sembrador, Cristo, no produce todo el fruto que Él espera: ¿estamos distraídos?, ¿somos superficiales?, ¿andamos preocupados por otras muchas cosas y no acabamos de prestar atención a lo que Dios nos dice?, ¿tenemos miedo a hacer caso del todo a su Palabra?

A lo largo de las páginas del evangelio, se ve que la predicación de Jesús no en todos produce fruto: por superficialidad, hostilidad o inconstancia. Cuando, por ejemplo, Jesús les anunció el don de la Eucaristía –diciéndoles que solo si creían en Él, más aún, si comían su carne, iban a tener vida–, se marchó un buen grupo de discípulos, asustados de lo que exigía el Maestro.

Horarios

Entre semana 7:00 pm.
Domingos 7:00 am; 11:00 am y 7:00 pm.
Confesiones: Entre semana de 6:30 pm a 7:00 pm.
Domingos: media hora antes de cada misa.
Despacho Parroquial: funciona de martes a sábado de 8:30 am a 12:30 pm. /2pm a 5pm.
Consejería: de martes a viernes toda la mañana. En las tardes de 4:00 pm en adelante. 

Información General

Arquidiócesis de Popayán
PARROQUIA NIÑO JESUS DE PRAGA
Santander de Quilichao- Cauca.
Nit.:800166985-4.
Kra 16 #12-35 – B/ Niño Jesus de Praga.
Tel: 8441336-3105466498 / Email: parroquiajesusdepraga@hotmail.com