EVANGELIO JULIO 23 DE 2021

PAN DE PALABRA VIERNES.

PRIMERA LECTURA. Del libro del Éxodo 20, 1-17

En aquellos días, el Señor pronunció las siguientes palabras: “Yo soy el Señor, tu Dios, que te saqué de Egipto, de la esclavitud. No tendrás otros dioses frente a mí. No te harás ídolos, figura alguna de lo que hay arriba en el cielo, abajo en la tierra o en el agua debajo de la tierra. No te postrarás ante ellos, ni les darás culto; porque yo, el Señor, tu Dios, soy un dios celoso: castigo el pecado de los padres en los hijos, nietos y biznietos, cuando me aborrecen. Pero actúo con piedad por mil generaciones cuando me aman y guardan mis preceptos. No pronunciarás el nombre del Señor, tu Dios, en falso. Porque no dejará el Señor impune a quien pronuncie su nombre en falso. Fíjate en el sábado para santificarlo. Durante seis días trabaja y haz tus tareas, pero el día séptimo es un día de descanso, dedicado al Señor, tu Dios: no harás trabajo alguno, ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu esclavo, ni tu esclava, ni tu ganado, ni el forastero que viva en tus ciudades. Porque en seis días hizo el Señor el cielo, la tierra y el mar y lo que hay en ellos. Y el séptimo día descansó: por eso bendijo el Señor el sábado y lo santificó.

Honra a tu padre y a tu madre: así prolongarás tus días en la tierra que el Señor, tu Dios, te va a dar.

No matarás. No cometerás adulterio. No robarás. No darás testimonio falso contra tu prójimo. No codiciarás los bienes de tu prójimo; no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su esclavo, ni su esclava, ni su buey, ni su asno, ni nada que sea de él”. Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL. Salmo 18 – R/. Señor, tú tienes palabras de vida eterna

•La ley del Señor es perfecta y es descanso del alma; el precepto del Señor es fiel e instruye al ignorante. R/.

•Los mandatos del Señor son rectos y alegran el corazón; la norma del Señor es límpida y da luz a los ojos. R/.

•La voluntad del Señor es pura y eternamente estable; los mandamientos del Señor son verdaderos y enteramente justos. R/.

•Más preciosos que el oro, más que el oro fino; más dulces que la miel de un panal que destila. R/.

EVANGELIO. Del Evangelio según san Mateo 13, 18-23

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: “Ustedes oigan lo que significa la parábola del sembrador: Si uno escucha la palabra del Reino sin entenderla, viene el Maligno y roba lo sembrado en su corazón. Esto significa lo sembrado al borde del camino. Lo sembrado en terreno pedregoso significa el que la escucha y la acepta en seguida con alegría; pero no tiene raíces, es inconstante, y, en cuanto viene una dificultad o persecución por la palabra, sucumbe. Lo sembrado entre zarzas significa el que escucha la palabra; pero los afanes de la vida y la seducción de las riquezas la ahogan y se queda estéril. Lo sembrado en tierra buena significa el que escucha la palabra y la entiende; ese dará fruto y producirá ciento o sesenta o treinta por uno”. Palabra del Señor.

PARA MEDITAR: Los mandamientos de la primera Alianza siguen siendo válidos. Son “diez palabras” (eso es lo que significa “decálogo”) que Dios nos ha dirigido de una vez por todas, para que vivamos según sus caminos.Jesús no suprimió los mandamientos. Les dio motivaciones más profundas (“ámense como yo los he amado”) y los completó (sobre todo, con las bienaventuranzas y el sermón de la montaña).Los mandamientos no nos quitan la libertad: al contrario, son el camino de una vida digna, libre, en armonía con Dios y con el prójimo, que es el mejor modo de estar también en armonía con nosotros mismos. Los mandamientos son el camino para la verdadera liberación. Podemos decir con humildad y alegría: “Tú tienes palabras de vida eterna… la ley del Señor es perfecta y es descanso del alma… los mandatos del Señor son rectos y alegran el corazón”, reconociendo el principio básico: “Yo soy el Señor tu Dios”.

Dios quiere que, en nuestro terreno, su Palabra produzca siempre el ciento por uno de fruto. ¿Nos atreveríamos a decir que es así? Bueno será que nos preguntemos cada uno porqué la semilla del Sembrador, Cristo, no produce todo el fruto que Él espera: ¿estamos distraídos? ¿Somos superficiales? ¿Andamos preocupados por otras muchas cosas y no acabamos de prestar atención a lo que Dios nos dice? ¿Tenemos miedo a hacer caso del todo a su Palabra? A lo largo de las páginas del evangelio, se ve que la predicación de Jesús no en todos produce fruto: por superficialidad, hostilidad o inconstancia. Cuando, por ejemplo, Jesús les anunció el don de la Eucaristía −diciéndoles que solo si creían en Él, más aún, si le comían, iban a tener vida−, se le marchó un buen grupo de discípulos, asustados de lo que exigía el Maestro.

La Palabra que Dios nos dirige es siempre eficaz, salvadora, llena de vida. Pero, si no encuentra terreno bueno en nosotros, no le dejamos producir su fruto. ¿Se nos nota durante la jornada que hemos recibido la semilla de la Palabra y hemos recibido a Cristo mismo como alimento?

PARA REFLEXIONAR: ¿Es la Palabra de Dios siempre eficaz y salvadora en mi vida? ¿Me considero buen terreno y dejo que la Palabra produzca frutos abundantes en mí?

ORACIÓN FINAL: Señor Jesús, te pido que me des fortaleza para poder ser sembrador de alegría y paz en el corazón de las personas con las que me encuentre hoy. Amén.

Horarios

Entre semana 7:00 pm.
Domingos 7:00 am; 11:00 am y 7:00 pm.
Confesiones: Entre semana de 6:30 pm a 7:00 pm.
Domingos: media hora antes de cada misa.
Despacho Parroquial: funciona de martes a sábado de 8:30 am a 12:30 pm. /2pm a 5pm.
Consejería: de martes a viernes toda la mañana. En las tardes de 4:00 pm en adelante. 

Información General

Arquidiócesis de Popayán
PARROQUIA NIÑO JESUS DE PRAGA
Santander de Quilichao- Cauca.
Nit.:800166985-4.
Kra 16 #12-35 – B/ Niño Jesus de Praga.
Tel: 8441336-3105466498 / Email: parroquiajesusdepraga@hotmail.com