EVANGELIO JULIO 05 DE 2020

PRIMERA LECTURA. De la profecía de Zacarías 9, 9-10

¡Alégrate, ciudad de Sion! ¡Grita de júbilo, Jerusalén! Mira a tu rey que viene a ti defendido por Dios y victorioso, humildemente montado en un asno, en la cría de un animal de carga. Va a suprimir de Efraín los carros de combate y la caballería de Jerusalén; va a destruir las armas bélicas y a promulgar la paz a las naciones. Dominará de mar a mar, y del Gran Río al confín de la tierra.

Palabra de Dios.

– – – – – – – – – – – – – – – –

SALMO RESPONSORIAL. Del salmo 144. R/. Tú, Dios mío, das la victoria a tu ungido.

• Te ensalzaré, Dios mío, mi rey; bendeciré tu nombre por siempre jamás. Día tras día te bendeciré y alabaré tu nombre por siempre jamás. R/.

• El Señor es clemente y misericordioso, lento a la cólera y rico en piedad; el Señor es bueno con todos, es cariñoso con todas sus criaturas. R/.

• Que todas tus criaturas te den gracias, Señor, que te bendigan tus fieles; que proclamen la gloria de tu reinado, que hablen de tus hazañas. R/.

• El Señor es fiel a sus palabras, bondadoso en todas sus acciones. El Señor sostiene a los que van a caer, endereza a los que ya se doblan. R/.

– – – – – – – – – – – – – – – –

SEGUNDA LECTURA. Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Romanos 8, 9. 11-13

Hermanos: Ustedes ya no están esclavizados al instinto sino bajo a la acción del Espíritu, puesto que el Espíritu de Dios habita en ustedes. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo es que todavía no es Cristiano. Pero si en ustedes habita el Espíritu de Dios, que resucito a Jesús de entre los muertos, el mismo que resucito a Cristo, dará la vida incluso a sus cuerpo mortal, por su Espíritu que habita en ustedes. Así pues hermanos, ya no somos esclavos del instinto para vivir sometidos a él, porque si llevan esta clase de vida tendrán que morir, pero si animados por el Espíritu renuncian a toda inmoralidad tendrán vida.

Palabra de Dios.

– – – – – – – – – – – – – – – –

EVANGELIO. Del evangelio según san Mateo 11, 25-30

Por aquel tiempo exclamo Jesús: “Yo te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has mantenido ocultaste estas cosas a los sabios y prudentes y las revelaste a la gente sencilla. Sí, Padre, así te pareció bien. Mi Padre puso todas las cosas en mis manos. Nadie conoce a el Hijo sino el Padre, ni nadie conoce al Padre sino el Hijo y aquellos a los que el Hijo quiera dárselo a conocer. Vengan a mí los que se sienten cargados y agobiados, porque yo los aliviaré. Carguen con mi yugo y aprendan de mí, que soy paciente de corazón y humilde, y sus almas encontrarán alivio. Pues mi yugo es bueno y mi carga liviana”.

Palabra del Señor.

– – – – – – – – – – – – – – – –

PARA MEDITAR: En su modo de anunciar la Buena Nueva del Reino, Jesús revela una gran pasión por el Padre y por el pueblo humillado. Diferente de los doctores de su tiempo, Jesús anuncia la Buena Nueva de Dios, en cualquier lugar en donde encuentra gente que lo escucha. En las sinagogas durante la celebración de la Palabra. En las casas de los amigos. Caminando por caminos con los discípulos. En el mar, a lo largo de las playas, sentado en la barca. Sobre la montaña donde proclama las Bienaventuranzas. En las plazas de los pueblos y de las ciudades, donde el pueblo transporta a los enfermos. También en el templo de Jerusalén durante las peregrinaciones. No solo anuncia la Buena Nueva del Reino, sino que Él es una prueba viva del Reino. En Él aparece ya lo que acontece cuando una persona humana deja que Dios reine y tome posesión de su vida.

Jesús invita a todos los que sufren bajo el peso de la vida a encontrar en Él reposo y alivio. Esta exhortación está en relación con la Sabiduría Divina, que convoca en torno a sí a las personas afirmando que “sus caminos son caminos deleitosos y son paz todas sus sendas”. También dice: “La sabiduría exalta a sus hijos y acoge a los que la buscan. El que la ama, ama la vida, y los que madrugan para salir a su encuentro, serán llenos de alegría”. Esta invitación revela un aspecto importante del rostro femenino de Dios, la ternura y el acogimiento que consuela, revitaliza las personas y les hace sentir bien. ¡Jesús es el alivio que Dios ofrece al pueblo fatigado!

Horarios

Entre semana 7:00 pm.
Domingos 7:00 am; 11:00 am y 7:00 pm.
Confesiones: Entre semana de 6:30 pm a 7:00 pm.
Domingos: media hora antes de cada misa.
Despacho Parroquial: funciona de martes a sábado de 8:30 am a 12:30 pm. /2pm a 5pm.
Consejería: de martes a viernes toda la mañana. En las tardes de 4:00 pm en adelante. 

Información General

Arquidiócesis de Popayán
PARROQUIA NIÑO JESUS DE PRAGA
Santander de Quilichao- Cauca.
Nit.:800166985-4.
Kra 16 #12-35 – B/ Niño Jesus de Praga.
Tel: 8441336-3105466498 / Email: parroquiajesusdepraga@hotmail.com