EVANGELIO FEBRERO 22 DE 2021

PAN DE PALABRA, LUNES, CÁTEDRA DE SAN PEDRO, APÓSTOL.

PRIMERA LECTURA. Lectura de la Primera Carta del apóstol san Pedro 5, 1-4

Queridos hermanos: A los presbíteros en esa comunidad, yo, presbítero como ellos, testigo de los sufrimientos de Cristo y partícipe de la gloria que va a manifestarse, los exhorto: Sean pastores del rebaño de Dios que tienen a su cargo, gobernándolo no a la fuerza, sino de buena gana, como Dios quiere; no por sórdida ganancia, sino con generosidad; no como déspotas sobre la heredad de Dios, sino convirtiéndose en modelos del rebaño. Y cuando aparezca el supremo Pastor, recibirán la corona de gloria que no se marchita. Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL. Salmo 22 – R/. El Señor es mi pastor, nada me falta.

• El Señor es mi pastor, nada me falta: en verdes praderas me hace recostar; me conduce hacia fuentes tranquilas y repara mis fuerzas; me guía por el sendero justo, por el honor de su nombre. R/.

• Aunque camine por cañadas oscuras, nada temo, porque tú vas conmigo: tu vara y tu cayado me sosiegan. R/.

• Preparas una mesa ante mí, enfrente de mis enemigos; me unges la cabeza con perfume, y mi copa rebosa. R/.

• Tu bondad y tu misericordia me acompañan todos los días de mi vida, y habitaré en la casa del Señor por años sin término. R/.

EVANGELIO. Del Evangelio según san Mateo 16, 13-19

En aquel tiempo, al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: “¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?”. Ellos contestaron: “Unos que Juan Bautista, otros que Elías, otros que Jeremías o uno de los profetas”. Él les preguntó: “Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?”. Simón Pedro tomó la palabra y dijo: “Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo”. Jesús le respondió: “¡Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás!, porque eso no te lo ha revelado nadie de carne y hueso, sino mi Padre que está en el cielo. Ahora te digo yo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará. Te daré las llaves del Reino de los Cielos; lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo, y lo que desates en la tierra quedará desatado en el cielo”. Palabra del Señor.

PARA MEDITAR: La fiesta de hoy centra nuestra atención en la misión específica que recibió san Pedro en la Iglesia. Jesús se lo fue diciendo con diversas comparaciones e imágenes: “Tú eres piedra y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia”, “te daré las llaves del Reino de los Cielos”, “te haré pescador de hombres”, “confirma en la fe a tus hermanos”, “apacienta mis ovejas”…

La cátedra es la silla del maestro (del “catedrático”) y la sede presidencial del obispo de una diócesis: por eso su iglesia central se llama “catedral”, la que contiene la cátedra del pastor supremo de la comunidad, símbolo de su autoridad y de su misión como maestro, liturgo y pastor de la diócesis.

Tú eres Pedro, y te daré las llaves del Reino de los Cielos (Mt 16, 13-19). En el evangelio aparece claramente que la misión de Pedro no fue debida a una decisión suya, ni de la comunidad, sino a la voluntad de Cristo. Pedro responde con decisión: “Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo”, y merece la alabanza de Cristo y la promesa de “la piedra” sobre la que piensa edificar su comunidad y de “las llaves” que le concederá en la nueva Iglesia que va a fundar. Esa es la misión que recibe: ser la “roca fundacional” de la comunidad y tener la responsabilidad de abrir y cerrar, de atar y desatar, aunque el fundamento de la Iglesia sea Cristo mismo y sea él quien, de verdad, abre y cierra y salva a todos.

Hoy es también un día en que todos debemos crecer en nuestro sentido de Iglesia, en nuestros lazos de comunión con el Papa, el sucesor de Pedro, y de los Obispos, sucesores del colegio apostólico, convencidos de que su misión viene de la voluntad de Cristo, que es quien ha querido “afianzarnos sobre la roca de la fe apostólica”, como dice la oración de este día.

Estar unidos al Papa y al propio Obispo significa orar por ellos, sobre todo cuando los nombramos en la Plegaria eucarística, seguir con interés y sinceridad sus orientaciones doctrinales o prácticas, aceptar su presencia y su magisterio, no solo cuando nos gusta o cuando sigue “nuestra línea”, sino también cuando, por su cargo, ejercen el ministerio profético en direcciones que tal vez no sean de nuestro gusto.

Pertenecemos a una Iglesia “apostólica”, basada en los cimientos de los apóstoles, y ahora de sus sucesores, aunque la piedra angular y fundamental sea cristo mismo. Siempre celebramos la Eucaristía en comunión con el Papa y los Obispos. Por eso los nombramos cada vez. En el Papa, en concreto, está el centro de la unidad y la coordinación de la comunión entre todas las comunidades cristianas, porque él preside en la caridad a toda la Iglesia de Cristo, como sucesor de Pedro.

PARA REFLEXIONAR: ¿Solemos orar por el papa y nuestros obispos para que cumplan bien su misión de pastorear al pueblo de Dios?

ORACIÓN FINAL: Señor, danos la gracia de crecer en la conciencia de que somos una comunidad de hermanos unidos por una misma fe. Amén.

Horarios

Entre semana 7:00 pm.
Domingos 7:00 am; 11:00 am y 7:00 pm.
Confesiones: Entre semana de 6:30 pm a 7:00 pm.
Domingos: media hora antes de cada misa.
Despacho Parroquial: funciona de martes a sábado de 8:30 am a 12:30 pm. /2pm a 5pm.
Consejería: de martes a viernes toda la mañana. En las tardes de 4:00 pm en adelante. 

Información General

Arquidiócesis de Popayán
PARROQUIA NIÑO JESUS DE PRAGA
Santander de Quilichao- Cauca.
Nit.:800166985-4.
Kra 16 #12-35 – B/ Niño Jesus de Praga.
Tel: 8441336-3105466498 / Email: parroquiajesusdepraga@hotmail.com