EVANGELIO FEBRERO 21 DE 2021

PAN DE PALABRA, DOMINGO.

PRIMERA LECTURA. Del libro del libro del Génesis 9, 8-15

Después del diluvio, dijo Dios a Noé y a sus hijos: “Miren a que me comprometo con ustedes y sus descendientes, y con todos los seres que viven con ustedes, aves, animales domésticos y salvajes, con todos los que salieron del arca, con todos los animales de la tierra. Les prometo que las aguas del diluvio no volverán a exterminar la vida; no habrá otro diluvio que arrase la tierra”. Y Dios añadió: “Esta es la señal del compromiso, señal que pongo entre mí y ustedes y todos los seres que viven con ustedes, para todas las edades: pongo mi arco en las nubes, como señal de mi compromiso con la tierra. Cuando traiga nubes sobre la tierra, aparecerá el arcoíris, y me acordaré del compromiso que tengo con ustedes y con todos los seres vivientes, y las aguas no causarán otro diluvio que acabe con la vida”. Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL. Salmo 24 – R/. Tus sendas, Señor, son misericordia y lealtad.

• Señor, enséñame tus caminos, instrúyeme en tus sendas: guíame con tu verdad y enséñame, porque tú eres mi Dios y Salvador. R/.

• Recuerda, Señor, que tu ternura y tu misericordia son eternas; acuérdate de mí con misericordia, por tu bondad, Señor. R/.

• El Señor es bueno y es recto, y enseña el camino a los pecadores; hace caminar a los humildes con rectitud, enseña su camino a los humildes. R/.

SEGUNDA LECTURA. De la primera carta del apóstol san Pedro 3,18-22.

Cristo murió por los pecados una vez para siempre: el inocente por los culpables, para conduciros a Dios. Como era hombre, lo mataron; pero, como poseía el Espíritu, fue devuelto a la vida. Con este Espíritu, fue a proclamar su mensaje a los espíritus encarcelados que en un tiempo habían sido rebeldes, cuando la paciencia de Dios aguardaba en tiempos de Noé, mientras se construía el arca, en la que unos pocos, ocho personas, se salvaron cruzando las aguas. Aquello fue un símbolo del bautismo que actualmente os salva: que no consiste en limpiar una suciedad corporal, sino en impetrar de Dios una conciencia pura, por la resurrección de Jesucristo, que llegó al cielo, se le sometieron ángeles, autoridades y poderes, y está a la derecha de Dios. Palabra de Dios.

EVANGELIO. Del Evangelio según san Marcos 1, 12-15

Una vez bautizado Jesús, el Espíritu lo movió a ir al desierto. Allí estuvo cuarenta días, y fue tentado por Satanás. Estaba con los animales salvajes y los ángeles lo servían. Después que Juan fue entregado, se dirigió Jesús a Galilea y empezó a predicar el Evangelio de Dios. Decía: “El plazo se ha cumplido; ya llega el reinado de Dios. Vuelvan a Él y crean en el Evangelio”. Palabra del Señor.

PARA MEDITAR: El texto de la liturgia de este domingo nos presenta el comienzo de la vida pública de Jesús: los cuarenta días en el desierto, las tentaciones de Satanás, la prisión de Juan el Bautista, el inicio del anuncio de la Buena Nueva de Dios y un breve resumen en cuatro puntos de lo que Jesús anunciaba al pueblo de su tierra.

Marcos, en este breve pasaje, no nos cuenta las tentaciones una por una, como hacen los otros dos evangelios sinópticos (Mateo y Lucas). Solo dice que Jesús fue “empujado” por el Espíritu al desierto y allí “se dejó tentar por Satanás”. A continuación, después de vencer esas tentaciones, “le servían los ángeles”. Marcos nos dice, también brevemente, que enseguida empezó la misión de Jesús, proclamando en Galilea: “Está cerca el Reino de Dios, conviértanse y crean en el Evangelio”.

La Cuaresma nos invita a renovar nuestro compromiso con Dios. Alianza es fidelidad y compromiso por las dos partes. De la fidelidad de Dios no podemos dudar. Él es siempre fiel. Pero nosotros estamos continuamente tentados de infidelidad. Por desgracia, tenemos experiencia de ello. Por eso se nos pone delante, en este primer domingo de Cuaresma, la figura de un Cristo que en el desierto es “tentado por Satanás” y sale victorioso.

Es el mejor ejemplo que se nos puede proponer para estimularnos a ser también nosotros fuertes ante la tentación. Como el pueblo de Israel pasó cuarenta años en el desierto, con abundantes tentaciones (y caídas), Jesús quiso pasar cuarenta días en el desierto antes de dar comienzo a su predicación.

Horarios

Entre semana 7:00 pm.
Domingos 7:00 am; 11:00 am y 7:00 pm.
Confesiones: Entre semana de 6:30 pm a 7:00 pm.
Domingos: media hora antes de cada misa.
Despacho Parroquial: funciona de martes a sábado de 8:30 am a 12:30 pm. /2pm a 5pm.
Consejería: de martes a viernes toda la mañana. En las tardes de 4:00 pm en adelante. 

Información General

Arquidiócesis de Popayán
PARROQUIA NIÑO JESUS DE PRAGA
Santander de Quilichao- Cauca.
Nit.:800166985-4.
Kra 16 #12-35 – B/ Niño Jesus de Praga.
Tel: 8441336-3105466498 / Email: parroquiajesusdepraga@hotmail.com