EVANGELIO FEBRERO 18 DE 2021

PAN DE PALABRA, JUEVES.

PRIMERA LECTURA. Del libro del Deuteronomio 30, 15-20

Cerca ya de la tierra prometida, habló Moisés al pueblo y le dijo: “Mira: hoy te pongo delante vida y prosperidad, pero también muerte y calamidades. Si obedeces los mandatos del Señor, tu Dios, como hoy te los doy, amando al Señor, tu Dios, siguiendo sus caminos, guardando sus preceptos, mandatos y decretos, vivirás y te multiplicarás; el Señor, tu Dios, te bendecirá en la tierra que vas a conquistar.

Pero si tu corazón se aparta y no obedeces, y te dejas arrastrar a dar culto y servir a dioses extranjeros, yo te anuncio hoy que morirás sin remedio; que después de pasar el Jordán y entrar a la tierra para tomar posesión de ella, no vivirás en ella muchos años. Hoy cito como testigos contra ti al cielo y a la tierra; testigos de que te pongo delante vida y muerte, bendición y maldición. Escoge la vida, y vivirás tú y tu descendencia; ama al Señor, tu Dios, escucha su voz, adhiérete a Él, pues de Él dependen tu vida y tu permanencia en la tierra que había prometido dar a tus padres, Abrahán, Isaac y Jacob”.

Palabra de Dios.

SALMO 1 – R/. Apártame del camino falso, y dame la gracia de tu voluntad.

• Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los impíos, ni entra por la senda de los pecadores, ni se sienta en la reunión de los cínicos, sino que su gozo es la ley del Señor, y medita su ley día y noche. R/.

• Será como un árbol plantado al borde de la acequia: da fruto en su tiempo y no se marchitan sus hojas; y cuanto emprende tiene buen fin. R/.

• No así los impíos, no así; serán paja que arrebata el viento. Porque el Señor protege el camino de los justos, pero el camino de los impíos acaba mal. R/.

EVANGELIO. Del Evangelio según san Lucas 9, 22-25

Jesús explicó a sus discípulos que el Hijo del hombre debía sufrir mucho, ser condenado en el Sanedrín por los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas, padecer la muerte y resucitar al tercer día.

Luego les dijo a todos: “Si alguien quiere venir conmigo, renuncie a sí mismo, cargue su cruz diariamente y sígame. Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que la pierda por mí, la salvará. ¿De qué le sirve a uno ganar el mundo entero perdiéndose uno mismo o acabando consigo?”.

Palabra del Señor.

PARA MEDITAR: El que pierda su vida por mí, la salvará (Lc 9, 22-25). También Jesús nos pone ante la alternativa. El camino es el mismo que Él va a seguir. Ya desde el inicio de la Cuaresma se nos propone la Pascua completa: la muerte y la nueva vida de Jesús. Ese es el camino que lleva a la salvación.

Jesús razona con unas antítesis dialécticas que son en verdad paradójicas: el discípulo que quiera “salvar su vida” ya sabe qué tiene que hacer, “que se niegue a sí mismo, cargue con su cruz cada día y se venga conmigo”. Mientras que si alguien se distrae por el camino con otras apetencias, “se pierde y se perjudica a sí mismo”.

Claro que el camino que nos propone Jesús, el que siguió Él, no es precisamente fácil. Es más bien paradójico: la vida a través de la muerte. Es un camino exigente, que incluye la subida a Jerusalén, la cruz y la negación de sí mismo: saber amar, perdonar, ofrecerse servicialmente a los demás, crucificar nuestra propia voluntad: “Los que son de Cristo Jesús, han crucificado la carne con sus pasiones y sus apetencias” (Ga 5, 24). Pero es el camino que vale la pena, el que siguió Él. La Pascua está llena de alegría, pero también está muy arriba: es una subida hasta la cruz de Jerusalén. Lo que vale, cuesta. Todo amor supone renuncias.

En el fondo, para nosotros Cristo mismo es el camino: “Yo soy el camino y la verdad y la vida”.

Celebrar la Eucaristía es una de las mejores maneras, no solo de expresar nuestra opción por Cristo Jesús, sino de alimentarnos para el camino que hemos elegido. La Eucaristía nos da fuerza para nuestra lucha contra el mal. Es auténtico “viático”, alimento para el camino. Y nos recuerda continuamente cuál es la opción que hemos hecho y la meta a la que nos dirigimos.

Horarios

Entre semana 7:00 pm.
Domingos 7:00 am; 11:00 am y 7:00 pm.
Confesiones: Entre semana de 6:30 pm a 7:00 pm.
Domingos: media hora antes de cada misa.
Despacho Parroquial: funciona de martes a sábado de 8:30 am a 12:30 pm. /2pm a 5pm.
Consejería: de martes a viernes toda la mañana. En las tardes de 4:00 pm en adelante. 

Información General

Arquidiócesis de Popayán
PARROQUIA NIÑO JESUS DE PRAGA
Santander de Quilichao- Cauca.
Nit.:800166985-4.
Kra 16 #12-35 – B/ Niño Jesus de Praga.
Tel: 8441336-3105466498 / Email: parroquiajesusdepraga@hotmail.com