EVANGELIO ENERO 17 DE 2021

PAN DE PALABRA DOMINGO

PRIMERA LECTURA. Del Primer libro de Samuel 3, 3b-10.19

En aquellos días, el joven Samuel servía en el templo a las órdenes del sacerdote Elí. Una noche, cuando aún no se había apagado la lámpara del Señor, estando Elí acostado en su habitación y Samuel en la suya, dentro del santuario donde se encontraba el arca de Dios, el Señor llamó a Samuel y este respondió: “Aquí estoy”. Fue corriendo a donde estaba Elí y le dijo: “Aquí estoy, ¿para qué me llamaste?”. Respondió Elí: “Yo no te he llamado. Vuelve a acostarte”. Samuel se fue a acostar. Volvió el Señor a llamarlo y él se levantó, fue a donde estaba Elí y le dijo: “Aquí estoy. ¿Para qué me llamaste?”. Respondió Elí: “No te he llamado, hijo mío. Vuelve a acostarte”. Aún no conocía Samuel al Señor, pues la Palabra del Señor no le había sido revelada. Por tercera vez llamó el Señor a Samuel: este se levantó, fue a donde estaba Elí y le dijo: “Aquí estoy. ¿Para qué me llamaste?”. Entonces comprendió Elí que era el Señor quien llamaba al joven y dijo a Samuel: “Ve a acostarte, y si te llama alguien, responde: ‘Habla, Señor, que tu siervo escucha’”. Y Samuel se fue a acostar. De nuevo el Señor se presentó y lo llamó como antes: “Samuel, Samuel”. Este respondió: “Habla, Señor, que tu siervo escucha”. Samuel creció y el Señor estaba con él. Y todo lo que el Señor le decía, se cumplía

Palabra de Dios.

– – – – – – – – – – – – – – – –

SALMO RESPONSORIAL. Salmo 39 – R/. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad

• Esperé en el Señor con gran confianza; / Él se inclinó hacia mí y escuchó mis plegarias. / Él me puso en la boca un canto nuevo, / un himno a nuestro Dios. R/.

• Sacrificios y ofrendas no quisiste, / abriste en cambio, mis oídos a tu voz. / No exigiste holocaustos por la culpa, / así que dije: “Aquí estoy”. R/.

• En tus libros se me ordena / hacer tu voluntad; / esto es, Señor, lo que deseo: tu ley en medio de mi corazón. R/.

– – – – – – – – – – – – – – – –

SEGUNDA LECTURA. De la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios 6,13c-15a.17-20.

El cuerpo no es para la fornicación, sino para el Señor; y el Señor, para el cuerpo. Dios, con su poder, resucitó al Señor y nos resucitará también a nosotros. ¿No sabéis que vuestros cuerpos son miembros de Cristo? El que se une al Señor es un espíritu con él. Huid de la fornicación. Cualquier pecado que cometa el hombre queda fuera de su cuerpo. Pero el que fornica peca en su propio cuerpo. ¿O es que no sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo? Él habita en vosotros porque lo habéis recibido de Dios. No os poseéis en propiedad, porque os han comprado pagando un precio por vosotros. Por tanto, ¡glorificad a Dios con vuestro cuerpo! Palabra de Dios.

– – – – – – – – – – – – – – – –

EVANGELIO. Del Evangelio según san Juan 1, 35-42

En aquel tiempo, estaba Juan el Bautista con dos de sus discípulos, y fijando los ojos en Jesús, que pasaba, dijo: “Este es el Cordero de Dios”. Los dos discípulos, al oír estas palabras, siguieron a Jesús. Él se volvió hacia ellos, y viendo que lo seguían, les preguntó: “¿Qué buscan?”. Ellos le contestaron: “¿Dónde vives, Rabí?” (Rabí significa “maestro”). Él les dijo: “Vengan a ver”. Fueron, pues, vieron dónde vivía y se quedaron con Él ese día. Eran como las cuatro de la tarde. Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que oyeron lo que Juan el Bautista decía y siguieron a Jesús. El primero a quien encontró Andrés, fue a su hermano Simón, y le dijo: “Hemos encontrado al Mesías” (que quiere decir “el Ungido”). Lo llevó a donde estaba Jesús y este fijando en él la mirada, le dijo: “Tú eres Simón, hijo de Juan. Tú te llamarás Kefás” (que significa Pedro, es decir “roca”). Palabra del Señor.

– – – – – – – – – – – – – – – –

PARA MEDITAR: Ayudar a los otros a encontrar su vocación. En el proceso vocacional que vemos en las lecturas de hoy llama la atención que Dios se sirve de otras personas que ayudan a los destinatarios de su llamamiento. Elí tendría otros defectos, pero en esta ocasión supo orientar rectamente a Samuel a reconocer la voz de Dios. A Pedro le llegó la noticia de Jesús por medio de su hermano, que aseguraba que habían “encontrado al Mesías”. El que ayuda a otros ha de sentirse “intermediario” de la vocación, no destinatario. Elí no pide al joven Samuel que lo escuche a él, sino a Dios. El Bautista no se considera el término del seguimiento, sino que orienta hacia Jesús. Andrés no pide la fe de su hermano para sí, sino para Jesús. Un intermediario debe saber “retirarse” oportunamente, para que las personas encuentren su vocación donde verdaderamente está.

También ahora, Dios es el que llama, pero para ello no se sirve normalmente de milagros o de voces de ángeles, sino de la ayuda de otras personas que orientan en la vocación. Puede ser la familia misma, unos amigos, unos maestros y educadores, un sacerdote, que dicen una palabra justa. Otras veces es algún acontecimiento eclesial el que influye. O sea, es la comunidad eclesial la que debe saber dar testimonio y orientar a los jóvenes hacia una vocación concreta.

Escuchamos la Palabra. Cuando celebramos la Eucaristía tenemos la ocasión para imitar, ante todo, la actitud del joven Samuel: “Habla, Señor, que tu siervo te escucha”. Luego ese joven será profeta y hablará a su pueblo en nombre de Dios, pero antes ha aprendido a “escuchar”. El Maestro y Profeta que Dios nos ha enviado, Cristo Jesús, nos irá enseñando sus caminos a lo largo de todo el año. Una primera actitud de sus seguidores es la de “escucharle”, en la primera parte de la Misa, con atención y docilidad.

Horarios

Entre semana 7:00 pm.
Domingos 7:00 am; 11:00 am y 7:00 pm.
Confesiones: Entre semana de 6:30 pm a 7:00 pm.
Domingos: media hora antes de cada misa.
Despacho Parroquial: funciona de martes a sábado de 8:30 am a 12:30 pm. /2pm a 5pm.
Consejería: de martes a viernes toda la mañana. En las tardes de 4:00 pm en adelante. 

Información General

Arquidiócesis de Popayán
PARROQUIA NIÑO JESUS DE PRAGA
Santander de Quilichao- Cauca.
Nit.:800166985-4.
Kra 16 #12-35 – B/ Niño Jesus de Praga.
Tel: 8441336-3105466498 / Email: parroquiajesusdepraga@hotmail.com