EVANGELIO AGOSTO 30 DE 2020

PRIMERA LECTURA. Del libro de Jeremías 20, 7-9

Me engañaste, Señor, y me dejé convencer. Eras más fuerte y me dominaste. A toda hora me ponen en ridículo, todos se burlan de mí. Siempre que hablo, es para pedir socorro gritando ante la violencia y los desastres. La Palabra que el Señor me encomendó ha hecho de mí el blanco permanente de ultrajes y sarcasmos. Y cuando resuelvo no pensar más en Él ni volver a hablar en nombre suyo, entonces su palabra, reprimida en mi pecho, se convierte en fuego que me devora las entrañas; y me canso luchando, pero no logro detenerlo.

Palabra de Dios.

– – – – – – – – – – – – – – – –

SALMO RESPONSORIAL. Salmo 62. R/. Mi alma está sedienta de ti, Dios mío.

• Oh Dios, tú eres mi Dios, por ti madrugo, mi alma está sedienta de ti; mi carne tiene ansia de ti, como tierra reseca, agostada, sin agua. R/.

• ¡Cómo te contemplaba en el santuario, viendo tu fuerza y tu gloria! Tu gracia vale más que la vida, te alabarán mis labios. R/.

• Toda mi vida te bendeciré y alzaré las manos invocándote. Me saciaré como de manjares exquisitos y mis labios te alabarán jubilosos. R/.

• Porque fuiste mi auxilio, y a la sombra de tus alas canto con júbilo; mi alma está unida a ti y tu diestra me sostiene. R/.

– – – – – – – – – – – – – – – –

SEGUNDA LECTURA. De la carta del apóstol san Pablo a los Romanos 12,1-2

En atención a la misericordia que Dios nos ha mostrado, los exhorto hermanos, a ofrecerse ustedes mismos como victima viva, santa, y agradable a Él; tal es el sacrificio espiritual que deben ofrecerle. No se amolden a este mundo caduco, por el contrario dejen que la renovación de su mente los transforme, a fin de que puedan discernir cual es la voluntad de Dios, lo que es bueno, lo que agrada, lo perfecto.

Palabra de Dios.

– – – – – – – – – – – – – – – –

Del Evangelio según san Mateo 16, 21-27

A partir de ese día Jesucristo comenzó a explicar a sus discípulos que debía ir a Jerusalén y que las autoridades judías, los sumos sacerdotes y los maestros de la Ley lo iban hacer sufrir mucho. Les dijo también que iba a ser condenado a muerte y que resucitaría al tercer día. Pedro lo llevó aparte y se puso a reprenderlo, diciéndole: “¡Dios te libre, Señor! No, no pueden sucederte esas cosas”. Pero Jesús se volvió y le dijo: “¡Detrás de mi, Satanás! Tu me harías tropezar, no piensas como Dios sino como los hombres”. Entonces dijo Jesús a sus discípulos: “El que quiera seguirme, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz y que me siga. Pues el que quiera asegurar su vida la perderá; pero el que pierda su vida por mí, la hallará. ¿De qué le servirá al hombre ganar el mundo entero si se pierde así mismo? ¿Pues de donde sacará con que rescatar su propia persona? Sepan que el Hijo del hombre vendrá con la gloria de su Padre, rodeado de sus ángeles, entonces recompensará a cada uno según su conducta”.

Palabra del Señor.

– – – – – – – – – – – – – – – –

PARA MEDITAR: Quien pierda la propia vida la encontrará. Quien comprende bien el misterio de Jesús y la naturaleza de su misión comprende también qué significa ser su discípulo. Las dos cosas están íntimamente ligadas. Jesús mismo impone tres condiciones a aquellos que quieren ser sus discípulos: negarse a sí mismo, tomar la propia cruz y seguirlo.

¿A quién le gusta la cruz? Ya nos lo avisó Jesús. No nos prometió nunca que su seguimiento sería fácil y cómodo. “Cargue con su cruz y sígame”. Lo que nos pasa, a Pedro y a nosotros, es que preferiríamos un “cristianismo a la carta”, aceptando algunas cosas del Evangelio y omitiendo otras. Pedro se encontró muy a gusto en el monte Tabor, presenciando la transfiguración del Señor. Pero en el Calvario, al pie de la cruz, no se le vio. Nosotros apreciamos del seguimiento de Cristo algunos aspectos de consuelo y euforia, pero rehuimos otros de renuncia y sacrificio.

En ese sentido Pedro es un prototipo de seguidor de Cristo. No porque todo lo entendiera e hiciera bien. Sino precisamente porque sintió las mismas dificultades que sentimos nosotros en el seguimiento de Cristo. Coexisten en nosotros momentos en que profesamos con sinceridad la fe y al amor a Cristo, y otros en que somos débiles y “pensamos como los hombres” y merecemos reproches serios de Jesús. La cruz la tenemos como adorno en las paredes o colgada del cuello. Pero la cruz es seria: habla de renuncias y sacrificio y muerte.

Horarios

Entre semana 7:00 pm.
Domingos 7:00 am; 11:00 am y 7:00 pm.
Confesiones: Entre semana de 6:30 pm a 7:00 pm.
Domingos: media hora antes de cada misa.
Despacho Parroquial: funciona de martes a sábado de 8:30 am a 12:30 pm. /2pm a 5pm.
Consejería: de martes a viernes toda la mañana. En las tardes de 4:00 pm en adelante. 

Información General

Arquidiócesis de Popayán
PARROQUIA NIÑO JESUS DE PRAGA
Santander de Quilichao- Cauca.
Nit.:800166985-4.
Kra 16 #12-35 – B/ Niño Jesus de Praga.
Tel: 8441336-3105466498 / Email: parroquiajesusdepraga@hotmail.com