EVANGELIO AGOSTO 22 DE 2020

PRIMERA LECTURA. De la profecía de Ezequiel 43, 1-7a

En aquellos días, un ángel me llevó a la puerta del templo, que da hacia el oriente, y vi que la gloria del Señor venía del oriente. Se oía un ruido como el estruendo de un río caudaloso y la tierra resplandecía con el fulgor de la gloria de Dios. Esta visión me recordó la que tuve cuando el Señor vino a destruir la ciudad y la que había tenido junto al río Kebar. Y caí rostro en tierra. La gloria del Señor penetró en el templo por la puerta que da al oriente. El espíritu me levantó y me llevó al atrio interior y vi que la gloria del Señor llenaba el templo. Entonces oí que alguien me hablaba desde el templo, y el hombre que estaba junto a mí me dijo: “Hijo de hombre, éste es el lugar de mi trono, el lugar donde pongo las plantas de mis pies. Aquí habitaré para siempre con los hijos de Israel”.

Palabra de Dios.

– – – – – – – – – – – – – – – –

SALMO RESPONSORIAL. Salmo 84. R/. El Señor habitara en la tierra.

• Escucharé las palabras del Señor: palabras de paz para su pueblo santo. Esta ya cerca nuestra salvación, y la gloria del Señor habitá en la tierra. R/.

• La misericordia y la verdad se encontraron, la justicia y la paz se besaron, la fidelidad brotó en la tierra y la justicia vino del cielo. R/.

• Cuando el Señor nos muestre su bondad, nuestra tierra producirá su fruto. La justicia le abrirá camino al Señor e irá siguiendo sus pisadas. R/.

– – – – – – – – – – – – – – – –

Del Evangelio según san Mateo 19, 23-30

Entonces Jesús dirigió al pueblo y a sus discípulos el siguiente discurso: “Los maestros de la Ley y los fariseos se hacen cargo de la doctrina de Moisés, hagan y cumplan todo lo que dicen, pero no los imiten ya que ellos enseñan y no cumplen. Preparan pesadas cargas muy difíciles de llevar y las echan sobre las espaldas de la gente; pero ellos nisiquiera levantan un dedo para moverlas. Todo lo hacen para aparentar ante los hombres, por eso hacen muy anchas las cintas de la Ley que llevan colgando y muy largo los flecos de su manto; les gusta ocupar los primeros asientos en los banquetes y los principales puestos en las sinagogas; también les gusta que los saluden en las plazas y que la gente les diga maestro. No se dejen llamar maestro, porque un solo maestro tienen ustedes y todos ustedes son hermanos. Tampoco deben decirle padre a nadie en la tierra, porque un solo Padre tienen, el que esta en el cielo. Ni deben hacerse llamar doctor, porque para ustedes Cristo es el doctor único. Que el más grande de ustedes se haga servidor de los demás, porque el que se hace grande será rebajado, y el que se humilla será engrandecido”.

Palabra del Señor.

– – – – – – – – – – – – – – – –

PARA MEDITAR: El estilo que enseña Jesús a los suyos es totalmente diferente. Quiere que seamos árboles que no solo presenten una apariencia hermosa, sino que demos frutos.

Jesús ataca, sobre todo, a los que de alguna manera son dirigentes en la sociedad, porque dicen una cosa y hacen otra. Él quiere que aquellos de entre nosotros que tengan alguna clase de autoridad no se hagan llamar “maestros, padres, jefes”: que entiendan esa autoridad como servicio “el primero entre ustedes será su servidor”, que no se dejen llevar del orgullo. El mejor ejemplo nos lo dio el mismo Jesús, cuando, en la cena de despedida, se despojó de su manto, se ciñó la toalla y empezó a lavar los pies a sus discípulos: “Si yo, el Señor y el Maestro, les he lavado los pies, ustedes también deben lavarse los pies unos a otros”. Tendremos que corregir lo que tengamos de fariseos en nuestras actitudes para con Dios y para con el prójimo.

Jesús rechaza de forma terminante todo lo que sea vanidad, orgullo, ambición, deseos de situarse por encima de los demás. Miserias humanas que se manifiestan en vestimentas, honores públicos, puestos de preferencia y privilegio, títulos y distinciones, lo que es más grave en los hombres que pretenden representar el Evangelio de Jesús. Son los que asumen esos comportamientos justificándolos porque piensan que así representan y promueven mejor la fe en Dios.

Horarios

Entre semana 7:00 pm.
Domingos 7:00 am; 11:00 am y 7:00 pm.
Confesiones: Entre semana de 6:30 pm a 7:00 pm.
Domingos: media hora antes de cada misa.
Despacho Parroquial: funciona de martes a sábado de 8:30 am a 12:30 pm. /2pm a 5pm.
Consejería: de martes a viernes toda la mañana. En las tardes de 4:00 pm en adelante. 

Información General

Arquidiócesis de Popayán
PARROQUIA NIÑO JESUS DE PRAGA
Santander de Quilichao- Cauca.
Nit.:800166985-4.
Kra 16 #12-35 – B/ Niño Jesus de Praga.
Tel: 8441336-3105466498 / Email: parroquiajesusdepraga@hotmail.com