EVANGELIO AGOSTO 20 DE 2020

PRIMERA LECTURA. De la profecía de Ezequiel 36, 23-28

Esto dice el Señor: “Yo mismo mostraré la santidad de mi nombre excelso, profanado entre las naciones, profanado por ustedes en medio de ellas, y reconocerán que yo soy el Señor, cuando por medio de ustedes les haga ver mi santidad. Los sacaré de entre las naciones, los reuniré de todos los países y los llevaré a su tierra. Los rociaré con agua pura y quedarán purificados; los purificaré de todas sus inmundicias e idolatrías. Les daré un corazón nuevo y les infundiré un espíritu nuevo; arrancaré de ustedes el corazón de piedra y les daré un corazón de carne. Les infundiré mi espíritu y los haré vivir según mis preceptos, y guardar y cumplir mis mandamientos. Habitarán en la tierra que di a sus padres; ustedes serán mi pueblo y yo seré su Dios’’.

Palabra de Dios.

– – – – – – – – – – – – – – – –

SALMO RESPONSORIAL. Salmo 50. R/. Derramare sobre ustedes un agua pura que los purificará de todas las inmundicias.

Crea en mí, Señor, un corazón puro. un espíritu nuevo para cumplir tus mandamientos. No me arrojes, Señor, lejos de ti ni retires de mí tu santo espíritu. R/.

Devuélveme tu salvación, que regocija, mantén en mí un alma generosa. Enseñaré a los descarriados tus caminos, y volverán a ti los pecadores. R/.

Tú, Señor, no te complaces en los sacrificios, y si te ofreciera un holocausto, no te agradaría. Un corazón contrito te presento y a un corazón contrito, tú nunca lo desprecias. R/.

– – – – – – – – – – – – – – – –

Del Evangelio según san Mateo 22, 1-14

Jesús siguió poniéndoles ejemplos: “Pasa en el Reino de los Cielos lo que le sucedió a un rey que celebró las bodas de su hijo. Mandó a sus servidores a llamar a los invitados a la bodas, pero estos no quisieron venir. Por segunda vez despacho a otros criados, con orden de decir a los invitados: ‘Tengo listo el banquete, hice matar terneras y otros animales gordos y todo esta a punto. Vengan pues a las bodas’. Pero ellos no hicieron caso, sino que se fueron, unos a sus campos y otros a sus negocios. Los demás tomaron a los criados del rey, los maltrataron y los mataron. El rey se enojó y enviando a sus tropas acabó con aquellos asesinos y les incendió la ciudad. Después dijo a sus servidores: ‘El banquete de bodas está preparado, pero los que habían sido invitados no eran dignos. Vayan pues a las esquinas de las calles y conviden a la boda a todos los que encuentren’. Los criados salieron inmediatamente a los caminos y reunieron a todos los que hallaron, malos y buenos, de modo que la sala quedó llena de invitados. El rey entró después a ver a los que estaban sentados a la mesa y se fijo en un hombre que no estaba vestido con traje de fiesta y le dijo: ‘Amigo, ¿cómo entraste aquí sin traje de fiesta?’. Pero el otro se quedó callado. Entonces el rey dijo a sus servidores: ‘Amárrenlo de pies y manos y echenlo afuera, a las tinieblas. Donde no hay sino llanto y desesperación’. Sepan que muchos son los llamados pero pocos los escogidos”.

Palabra del Señor.

– – – – – – – – – – – – – – – –

PARA MEDITAR: Esta parábola nos sugiere una primera reflexión: la visión optimista que Jesús nos da de su Reino. ¿Nos hubiéramos atrevido nosotros a comparar a la Iglesia, sin más, a un banquete de bodas? ¿No andamos más bien preocupados por la ortodoxia o la ascética o la renuncia y la cruz? Pues Jesús la compara con la fiesta y la boda y el banquete. La boda de Dios con la humanidad, la boda de Cristo con su Iglesia.

Aunque muchos no acepten la invitación –llenos de sí mismos, o bloqueados por las preocupaciones de este mundo–, Dios no cede en su programa de fiesta. Invita a otros: “La boda está preparada… invítenlos a la boda”. El cristianismo es, ante todo, vida, amor, fiesta. El signo central que Jesús pensó para la Eucaristía, no fue el ayuno, sino el “comer y beber”, y no beber agua, la bebida normal entonces y ahora, sino una más festiva, el vino.

También podemos recoger el aviso de Jesús sobre el vestido que se necesita para esta fiesta. No basta entrar en la Iglesia, o pertenecer a una familia cristiana o a una comunidad religiosa. Se requiere una conversión y una actitud de fe coherente con la invitación: Jesús pide a los suyos, no solo palabras, sino obras, y una “justicia” mayor que la de los fariseos. Cuando Jesús alaba a los paganos en el evangelio, como al centurión o a la mujer cananea, es porque ve en ellos una fe mayor que la de los judíos: ese es el vestido para la fiesta.

Horarios

Entre semana 7:00 pm.
Domingos 7:00 am; 11:00 am y 7:00 pm.
Confesiones: Entre semana de 6:30 pm a 7:00 pm.
Domingos: media hora antes de cada misa.
Despacho Parroquial: funciona de martes a sábado de 8:30 am a 12:30 pm. /2pm a 5pm.
Consejería: de martes a viernes toda la mañana. En las tardes de 4:00 pm en adelante. 

Información General

Arquidiócesis de Popayán
PARROQUIA NIÑO JESUS DE PRAGA
Santander de Quilichao- Cauca.
Nit.:800166985-4.
Kra 16 #12-35 – B/ Niño Jesus de Praga.
Tel: 8441336-3105466498 / Email: parroquiajesusdepraga@hotmail.com