EVANGELIO AGOSTO 19 DE 2020

PRIMERA LECTURA. De la profecía de Ezequiel 34, 1-11

En aquellos días, el Señor me habló y me dijo: “Hijo de hombre, profetiza contra los pastores de Israel y diles: ‘Esto dice el Señor: ¡Ay de los pastores de Israel, que se apacientan a sí mismos! ¿No deben los pastores apacentar a las ovejas? Pero ustedes se toman la leche de ellas, se visten con su lana, sacrifican las ovejas mejor alimentadas y no apacientan al rebaño. No fortalecen a las ovejas débiles, no curan a las enfermas ni cuidan a las que están heridas. No hacen volver a las descarriadas ni buscan a las perdidas, sino que las dominan con crueldad y violencia. Mis ovejas se han dispersado por falta de pastor y se han convertido en presa de todos los animales salvajes. Mi rebaño anda errante por todas partes, por los montes y las colinas; mi rebaño anda disperso por toda la superficie de la tierra y no hay nadie que se preocupe de él, nadie que lo busque’. Por eso, pastores, escuchen la palabra del Señor: ‘Mi rebaño ha sido expuesto al pillaje y se ha convertido en presa de todos los animales salvajes por falta de pastor, pues mis pastores no se preocupan por mi rebaño; se apacientan a sí mismos y no apacientan a mi rebaño’. Por eso, pastores, escuchen la palabra del Señor: ‘Lo juro por mi vida: Me voy a enfrentar a los pastores para reclamarles mis ovejas y destituirlos de su cargo. Los pastores ya no volverán a apacentarse a sí mismos. Les arrancaré mis ovejas de la boca y no se las volverán a comer’. Esto dice el Señor: ‘Yo mismo buscaré a mis ovejas y las cuidaré’ ”.

Palabra de Dios.

– – – – – – – – – – – – – – – –

SALMO RESPONSORIAL. Salmo 22. R/. El Señor es mi pastor, nada me faltara.

El Señor es mi pastor, nada me falta; en verdes praderas me hace reposar y hacia fuentes tranquilas me conduce para reparar mis fuerzas. R/.

Por ser un Dios fiel a sus promesas, me guía por el sendero recto; así, aunque camine por cañadas oscuras, nada temo, porque tú estás conmigo. Tu vara y tu cayado me dan seguridad. R/.

Tú mismo me preparas la mesa, a despecho de mis adversarios; me unges la cabeza con perfume, y llenos mi copa hasta los bordes. R/.

Tu bondad y tu misericordia me acompañarán todos los días de mi vida, y viviré en la casa del Señor

por años sin término. R/.

– – – – – – – – – – – – – – – –

Del Evangelio según san Mateo 10, 1-16

En relación a esto, sucede en el Reino de los Cielos, lo mismo que pasó con un jefe de familia que salió de madrugada a contratar trabajadores para su viña. Aceptaron el sueldo que les ofrecían, una moneda de plata al día y los envió a su viña. Salió después cerca de las nueve de la mañana y se encontró en la plaza con otros que estaban desocupados y les dijo: ‘Vayan ustedes también a mi viña, y les pagaré lo que corresponda’. Y fueron a trabajar. El patrón salió otras dos veces como al mediodía y como a las tres de la tarde en busca de más trabajadores. Finalmente salió a eso de las cinco de la tarde y vio a otros que estaban sin hacer nada y les dijo: ‘¿Por qué pasan todo el día ociosos?’. Contestaron ellos: ‘Porque nadie nos ha contratado’. Dijo el patrón: ‘Vayan también ustedes a mi viña’. Al anochecer, dijo el dueño de la viña a su mayordomo: ‘Llama a los trabajadores y pagales su jornal, empezando por los últimos y terminando por los primeros’. Se presentaron los que habían salido a trabajar a las cinco de la tarde y a cada uno se le dio un denario, una moneda de plata. Cuando finalmente llegaron los primeros, se imaginaron que iban a recibir más pero recibieron un denario Por eso cuando se lo dijeron, empezaron a protestar contra el patrón, decían: ‘los últimos apenas trabajaron una hora, y les pagaste igual que a nosotros, que soportamos el peso del día y el calor’. Él patrón contesto a uno de ellos: ‘Amigo, no he hecho nada injusto. ¿No convinimos en un denario al día? Entonces toma lo que te corresponde y marchate. Me gusta dar al último tanto como a ti. ¿No tengo derecho a hacer lo que quiero con mi dinero? ¿Por qué ves con malos ojos que yo sea bueno?’Así, sucederá, los últimos serán los primeros y los primeros serán los últimos.

Palabra del Señor.

– – – – – – – – – – – – – – – –

PARA MEDITAR: Los caminos de Dios son sorprendentes. No siguen nuestra lógica. Él sigue llamando a su viña a jóvenes y mayores, a fuertes y a débiles, a hombres y mujeres, a religiosos y laicos. ¿Tendremos envidia de que Dios llame a otros “distintos”, o que premie de la misma manera a quienes no tienen tantos méritos como creemos tener nosotros?

Abrahán fue llamado a los setenta y cinco años. Samuel, cuando era un jovencito. Mateo, desde su mesa de recaudador. Pedro tuvo que abandonar su barca. Algunos de nosotros hemos sido llamados desde muy niños, porque las condiciones de una familia cristiana lo hicieron posible. Otros han escuchado la voz de Dios más tarde. El ladrón bueno ha sido considerado como el prototipo de quienes han recibido el premio del cielo, habiendo sido llamados en la hora undécima.

Si nos sentimos demasiado “de primera hora”, mirando por encima del hombro a quienes se han incorporado al trabajo a horas más tardías, estamos adoptando la actitud de los fariseos, que se creían superiores a los demás. Esto no es, naturalmente, una invitación a llegar tarde y trabajar lo menos posible. Sino un aviso de que el premio que esperamos de Dios no es cuestión de derechos y méritos, sino de gratuidad libre y amorosa por su parte. La parábola parece una respuesta a la pregunta de Pedro, uno de los de la primera hora, que todavía no estaba purificado en sus intenciones al seguir al Mesías: “A nosotros ¿qué nos va a tocar?”.

Horarios

Entre semana 7:00 pm.
Domingos 7:00 am; 11:00 am y 7:00 pm.
Confesiones: Entre semana de 6:30 pm a 7:00 pm.
Domingos: media hora antes de cada misa.
Despacho Parroquial: funciona de martes a sábado de 8:30 am a 12:30 pm. /2pm a 5pm.
Consejería: de martes a viernes toda la mañana. En las tardes de 4:00 pm en adelante. 

Información General

Arquidiócesis de Popayán
PARROQUIA NIÑO JESUS DE PRAGA
Santander de Quilichao- Cauca.
Nit.:800166985-4.
Kra 16 #12-35 – B/ Niño Jesus de Praga.
Tel: 8441336-3105466498 / Email: parroquiajesusdepraga@hotmail.com