EVANGELIO AGOSTO 11 DE 2020

PRIMERA LECTURA. De la profecía de Ezequiel 2, 8-3, 4

Esto dice el Señor: “Hijo de hombre, escucha lo que voy a decirte y no seas rebelde como la casa rebelde. Abre la boca y come lo que voy a darte”. Vi entonces una mano tendida hacia mí, con un libro enrollado. Lo desenrolló ante mí: estaba escrito por dentro y por fuera; tenía escritas lamentaciones y amenazas. Y me dijo: “Hijo de hombre, come lo que tienes aquí; cómete este libro y vete a hablar a los hijos de Israel”. Abrí la boca y me dio a comer el libro, diciéndome: “Hijo de hombre, alimenta tu vientre y sacia tus entrañas con este libro que te doy”. Me lo comí y me supo dulce como la miel. Y me dijo: “Hijo de hombre, anda; dirígete a los hijos de Israel y diles mis palabras”.

Palabra de Dios.

– – – – – – – – – – – – – – – –

SALMO RESPONSORIAL. Del salmo 118. R/. Tus mandamientos, Señor, son mi alegría.

• Me gozo más cumpliendo tus preceptos que teniendo riquezas. Tus mandamientos, Señor, son mi alegría; ellos son también mis consejeros. R/.

• Para mí valen más estimo tus enseñanzas que miles de monedas de oro y plata. ¡Qué dulces al paladar son tus promesas! Más que la miel en la boca. R/.

• Tus preceptos son mi herencia perpetua, la alegría de mi corazón. Hondamente suspiro, Señor, por guardar tus mandamientos. R/.

– – – – – – – – – – – – – – – –

Del Evangelio según san Mateo 18, 1-5.10.12-14

En ese momento, los discípulos se acercaron a Jesús para preguntarle: “¿Quién es el más grande en el Reino de los Cielos?”. Entonces Jesús llama un niñito, lo coloca en medio de los discípulos y dice: “Les aseguro que, si no cambian y vuelven a ser como niños, no podrán entrar al Reino de los Cielos. El que se hace pequeño como este niño, ese es el más grande en el Reino de los Cielos. Y el que recibe en mi nombre a un niño como este, a mí me recibe. Tenga cuidado de despreciar alguno de estos pequeños, pues les digo que sus ángeles en el cielo contemplan sin cesar la cara de mi Padre que esta en los cielos. ¿Qué les parece? Si un hombre tiene cien ovejas y una de ellas se extravía, ¿no deja las noventa y nueve por los cerros y parte a buscar a la extraviada? Y yo les digo que cuando por fin la encuentra, se alegra más por ella que por las noventa y nueve que no se extraviaron. Pasa lo mismo donde el Padre de ustedes que esta en los cielos: allá no quiere que se pierda ninguno de estos pequeñitos”.

Palabra del Señor.

– – – – – – – – – – – – – – – –

PARA MEDITAR: Nos convenía la lección, si somos de los que andan buscando los primeros lugares y creen que los valores que más califican a un seguidor de Jesús son la ciencia o las dotes de liderazgo o el prestigio humano.

Los niños tienen también sus defectos. A veces, son egoístas y caprichosos. Pero lo que parece que vio Jesús en un niño, para ponerlo como modelo, es su pequeñez, su indefensión, su actitud de apertura, porque necesita de los demás. Y, en los tiempos de Cristo, también su condición de marginado en la sociedad.

Hacerse como niños es cambiar de actitud, convertirse, ser sencillos de corazón, abiertos, no demasiado calculadores, ni llenos de sí mismos, sino convencidos de que no podemos nada por nuestras solas fuerzas y necesitamos de Dios. Por insignificantes que nos veamos a nosotros mismos, somos alguien ante los ojos de Dios. Por insignificantes que veamos a alguna persona de las que nos rodean, tiene toda la dignidad de hijo de Dios y debe revestir importancia a nuestros ojos. Jesús vino como el Siervo, no como el Triunfador. No vino a ser servido, sino a servir. Nos enseñó a no buscar los primeros lugares en las comidas, sino a ser sencillos de corazón y humildes.

PARA REFLEXIONAR: Dios Padre no quiere que se pierda ninguno de los pequeños. ¿Qué significa esto para nuestra comunidad?

ORACIÓN FINAL: Señor, para ti somos tus pequeños y cuidas de nosotros. Si nos perdemos en el pecado, sales a buscarnos y nos ofreces tu perdón. Haz que podamos corresponder a ese amor de Padre. Amén.

Horarios

Entre semana 7:00 pm.
Domingos 7:00 am; 11:00 am y 7:00 pm.
Confesiones: Entre semana de 6:30 pm a 7:00 pm.
Domingos: media hora antes de cada misa.
Despacho Parroquial: funciona de martes a sábado de 8:30 am a 12:30 pm. /2pm a 5pm.
Consejería: de martes a viernes toda la mañana. En las tardes de 4:00 pm en adelante. 

Información General

Arquidiócesis de Popayán
PARROQUIA NIÑO JESUS DE PRAGA
Santander de Quilichao- Cauca.
Nit.:800166985-4.
Kra 16 #12-35 – B/ Niño Jesus de Praga.
Tel: 8441336-3105466498 / Email: parroquiajesusdepraga@hotmail.com