EVANGELIO AGOSTO 08 DE 2020

PRIMERA LECTURA. De la profecía de Habacuc 1, 12–2, 4

¿No eres tú, Señor, desde siempre mi santo Dios que no muere? ¿Tu Señor, has escogido al pueblo caldeo para hacer justicia; y lo has establecido para castigar? Tus ojos son demasiado puros para soportar el mal, no puedes ver la opresión. ¿Por qué miras en silencio a los traidores y callas cuando el malvado devora al justo? Tú tratas a los hombres como a los reptiles, que no tienen dueño, como a los peces del mar: el pueblo caldeo los pesca con anzuelo, los atrae a su red, los va amontonando y luego ríe satisfecho. Después ofrece sacrificios a su anzuelo e incienso a su red, porque le dieron rica presa

y comida sustanciosa. ¿Y vas a permitir que siga llenando sus redes y matando naciones sin piedad?

En mi puesto de guardia me pondré, me apostaré en la muralla para ver qué me dice el Señor y qué responde a mi reclamación. El Señor me respondió y me dijo: “Escribe la visión que te he manifestado,

ponla clara en tablillas para que se pueda leer de corrido. Es todavía una visión de algo lejano, pero que viene corriendo y no fallará; si se tarda, espéralo, pues llegará sin falta. El malvado sucumbirá sin remedio; el justo, en cambio, vivirá por su fe”.

Palabra de Dios.

– – – – – – – – – – – – – – – –

SALMO RESPONSORIAL. Del salmo 9. R/. El Señor no abandona al que lo busca.

• El Señor reina eternamente, tiene establecido un tribunal para juzgar; juzga al orbe con justicia y rige a las naciones con rectitud. R/.

• El Señor es refugio del oprimido, su refugio en los momentos de peligro. Que confíen en ti los que conocen, porque tú, Señor, no abandonas a los que te buscan. R/.

• Tóquenle música al Señor, que reina en Sión, cuenten sus maravillas a los pueblos, porque el Señor pide cuentas de la vida y no olvida los gritos de los oprimidos. R/.

– – – – – – – – – – – – – – – –

Del Evangelio según san Mateo 17, 14-20

Cuando llegaron donde estaba la gente, se acercó un hombre a Jesús, y de rodillas le dijo: “Señor, ten piedad de mi hijo que es epiléptico y esta muy grave: muchas veces cae al fuego y otras al agua.

Lo traje a tus discípulos, pero no han podido sanarlo”. Jesús respondió: “¡Que gente tan incrédula y extraviada! ¿Hasta cuándo estaré entre ustedes? ¿Hasta cuando tendré que soportarlos? Tráiganmelo aquí”. Y Jesús ordenó al demonio, que saliera del niño; que quedó sano de inmediato. Los discípulos pues se acercaron a Jesús y le preguntaron en privado: “¿por qué nosotros no pudimos echar a ese demonio?”. Jesús les dijo: “Por que tienen poca fe. Yo les digo que si tuvieran fe como un granito de mostaza, le dirían a este cerro, quitate de ahí y ponte mas allá, y el cerro obedecería. Nada les sería imposible”.

Palabra del Señor.

– – – – – – – – – – – – – – – –

PARA MEDITAR: ¡Cuántas veces fracasamos en nuestro empeño por falta de fe! Tendemos a poner la confianza en nuestras fuerzas, en los medios, en las instituciones. No planificamos con la ayuda de Dios y de su Espíritu. Jesús nos avisó: “Sin mí no pueden hacer nada”. Apoyados en Él, con su ayuda, con un poco de fe, fe auténtica, curaríamos a más de un epiléptico de sus males. El que cura es Cristo Jesús. Pero solo se podrá servir de nosotros si somos “buenos conductores” de su fuerza liberadora. Como cuando Pedro y Juan curaron al paralítico del Templo.

Los que quieren amar a Jesús, a menudo no arriesgan demasiado en la fe y no se confían totalmente a Él. Pero ¿por qué esta falta de fe? Creo que es el corazón, que no se abre, el corazón cerrado, el corazón que quiere tener todo bajo control.

Es un corazón, por tanto, que no se abre, que no le da el control de las cosas a Jesús, y cuando los discípulos le preguntan por qué no podían sanar al joven, el Señor dice que aquella especie de demonios no pueden ser expulsados por nada, excepto por la oración.

Todos nosotros tenemos un poco de incredulidad en el interior. Es necesaria una oración fuerte, y esta oración humilde y fuerte hace que Jesús pueda hacer el milagro. La oración para pedir un milagro, para pedir una acción extraordinaria, debe ser una que involucre, que nos involucre a todos (cf. Papa Francisco. Homilía en Santa Marta, 20-05-2013).

PARA REFLEXIONAR: ¿Descubrimos nuestro camino de relación con Jesús y con los demás recurriendo a la fuerza de la fe?

ORACIÓN FINAL: Tenemos miedo a creer y a fiarnos de ti. Pero no te canses, Señor, de nuestra fe mezquina. Concédenos siquiera un granito de fe auténtica, para dar paso a tus maravillas en nuestra vida. Amén.

Horarios

Entre semana 7:00 pm.
Domingos 7:00 am; 11:00 am y 7:00 pm.
Confesiones: Entre semana de 6:30 pm a 7:00 pm.
Domingos: media hora antes de cada misa.
Despacho Parroquial: funciona de martes a sábado de 8:30 am a 12:30 pm. /2pm a 5pm.
Consejería: de martes a viernes toda la mañana. En las tardes de 4:00 pm en adelante. 

Información General

Arquidiócesis de Popayán
PARROQUIA NIÑO JESUS DE PRAGA
Santander de Quilichao- Cauca.
Nit.:800166985-4.
Kra 16 #12-35 – B/ Niño Jesus de Praga.
Tel: 8441336-3105466498 / Email: parroquiajesusdepraga@hotmail.com