EVANGELIO AGOSTO 07 DE 2020

PRIMERA LECTURA. De la profecía de Nahún 2, 1.3; 3, 1-3.6-7

Ya viene por el monte el mensajero de buenas noticias, que anuncia la paz. Celebra tus fiestas, Judá, y cumple tus promesas, porque el malvado no te volverá a invadir, pues ha sido aniquilado. El Señor restaurará la viña de Jacob, que es el orgullo de Israel. Los invasores la habían devastado, habían destruido sus sarmientos. En cambio, ¡ay de ti, Nínive, ciudad sanguinaria, toda llena de mentiras y despojos, que no has cesado de robar! Escucha el chasquido de los látigos y el estrépito de las ruedas,

los caballos que galopan, los carros que saltan y la caballería que avanza. Mira el llamear de las espadas y el centellear de las lanzas. Contempla la multitud de heridos y los montones de muertos,

la interminable cantidad de cadáveres con los que uno se tropieza. Arrojaré inmundicias sobre ti,

te deshonraré y te expondré a la vergüenza pública. Y todo el que te vea huirá de ti y dirá: “Nínive está destruida”. ¿Quién tendrá compasión de ti? ¿Dónde podré encontrar alguien que te consuele?

Palabra de Dios.

– – – – – – – – – – – – – – – –

SALMO RESPONSORIAL. Deuteronomio 32. R/. Yo doy la muerte y la vida.

• El día de su perdición se acerca y su suerte se apresura, porque el Señor defenderá a su pueblo y tendrá compasión de sus siervos. R/.

• Miren que sólo yo soy Dios y no hay otro fuera de mí; yo doy la muerte y la vida, yo hiero y yo curo. R/.

• Cuando afile el relámpago de mi espada y tome en mis manos la justicia, yo me vengaré del enemigo

y le daré su merecido al adversario. R/.

– – – – – – – – – – – – – – – –

Del Evangelio según san Mateo 16, 24-28

Entonces, dijo Jesús a sus discípulos: “El que quiera seguirme, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz y que me siga. Pues el que quiera asegurar su vida, la perderá; pero el que la pierda su vida por mí la hallará. ¿De qué le servirá al hombre de ganar el mundo entero, si se pierde a sí mismo? ¿Pues de donde sacará con que rescatar a su propia persona? Sepan que el hijo del hombre vendrá con la gloria de su Padre, rodeado de sus ángeles, entonces recompensará a cada uno según su conducta. En verdad les digo que algunos de ustedes no morirán sin antes haber visto al Hijo del hombre viniendo como rey”.

Palabra del Señor.

– – – – – – – – – – – – – – – –

PARA MEDITAR: Podrá resultarnos duro el camino de la vida cristiana, pero no nos debe sorprender. Jesús ya nos lo ha advertido, para que no nos llamemos a engaño. No nos ha prometido éxitos y dulzuras en su seguimiento.

Después de haber concluido el diálogo con los apóstoles, Jesús se dirige a todos diciendo: “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día y sígame”. No se trata de una cruz ornamental, o de una cruz ideológica, sino que es la cruz del propio deber, la cruz del sacrificarse por los demás con amor –por los padres, los hijos, la familia, los amigos, también por los enemigos–, la cruz de la disponibilidad para ser solidarios con los pobres, para comprometerse por la justicia y la paz. Asumiendo esta actitud, estas cruces, siempre se pierde algo. No debemos olvidar jamás que “quien perderá la propia vida [por Cristo], la salvará”. Es un perder para ganar. Y recordamos a todos nuestros hermanos que aún hoy ponen en práctica estas palabras de Jesús, ofreciendo su tiempo, su trabajo, su propia fatiga y hasta su vida para no renegar de su fe en Cristo. Jesús, mediante su Espíritu Santo, nos da la fuerza para ir hacia adelante en el camino de la fe y del testimonio: actuar de acuerdo con lo que creemos; no decir una cosa y hacer otra. Y en este camino la Virgen siempre está cerca nuestro y nos precede: dejémonos tomar de la mano por ella, cuando atravesamos los momentos más oscuros y difíciles (cf. Papa Francisco. Ángelus, 19-06, 2016).

PARA REFLEXIONAR: ¿Sirvo a los demás de manera discreta y desinteresada o esperando recompensas?

ORACIÓN FINAL: Señor, ¿de qué me sirve ganar el mundo entero, si pierdo mi vida? ¿Y qué podría dar yo a cambio para recobrarla? ¡Solo tú tienes vida eterna! Amén.

Horarios

Entre semana 7:00 pm.
Domingos 7:00 am; 11:00 am y 7:00 pm.
Confesiones: Entre semana de 6:30 pm a 7:00 pm.
Domingos: media hora antes de cada misa.
Despacho Parroquial: funciona de martes a sábado de 8:30 am a 12:30 pm. /2pm a 5pm.
Consejería: de martes a viernes toda la mañana. En las tardes de 4:00 pm en adelante. 

Información General

Arquidiócesis de Popayán
PARROQUIA NIÑO JESUS DE PRAGA
Santander de Quilichao- Cauca.
Nit.:800166985-4.
Kra 16 #12-35 – B/ Niño Jesus de Praga.
Tel: 8441336-3105466498 / Email: parroquiajesusdepraga@hotmail.com